14 de enero de 2013 / 10:58 p.m.

México.- La cantante colombiana Shakira aseguró hoy que su padre es su "debilidad" durante la presentación en Barcelona del libro "Al viento y al azar", de su progenitor, el escritor y periodista William Mebarak Chadid.

Vestida de negro, con un amplio blusón de gasa bordado, ajustados pantalones y unas botas con plataforma y tacones dorados, Shakira ha acaparado los flashes de todos los fotógrafos al entrar al lado de su pareja, el jugador del FC Barcelona Gerard Piqué, ataviado con camisa tejana gris y camiseta a juego.

"En Barranquilla mi papá no es el padre de Shakira sino que yo soy la hija de William y es el mejor padre que la vida me ha podido regalar. Mi piedra angular, mi mejor amigo, no solo en mi carrera sino en mi vida", confesó.

Sobre su metaernidad señaló "como yo no puedo predecir si mi hijo vendrá con más ventajas o más cargas a este mundo y me encuentro en el umbral de la maternidad, espero que tenga el ejemplo de su abuelo, con el que tiene mucho que compartir, porque mi padre es una persona que siempre ayuda a resolver los pequeños conflictos, y por eso estoy muy orgullosa de él".

"La vida de Shakira está llena de tropiezos que ha sabido sortear, y ahí está su capacidad de lucha y su gran tesón", comentó Mebarak.

Shakira siempre ha confesado que, de niña, comenzó a escribir sus primeras canciones para imitar a su padre en las largas jornadas en las que él permanecía sentado frente a su máquina de escribir.

La cantante colombiana expresa en el prólogo todo el amor que siente hacia su padre y el honor que supone para ella esta obra, en la que su progenitor deja entrever su "alma de poeta y cuentista", con una recopilación de recuerdos, artículos, poemas y pensamientos.

Además asegura que al leer la obra se sintió conquistada por "la rebeldía en algunos de sus textos, la anarquía de la estructura y, más aún, la honestidad brutal de las páginas".

La cantante confiesa que se aventuró en la corrección del libro durante las noches de su gira por México, en la que hojeaba las páginas y, de golpe, se encontró con que tuvo "la osadía" de "manipular, suprimir o cambiar la secuencia de algunos textos", con la total confianza de su padre.

EFE