REUTERS
11 de mayo de 2013 / 06:32 p.m.

Tokio • Sharp Corp, el principal fabricante de pantallas de cristal líquido de Japón, expandirá el suministro de pantallas pequeñas a Samsung Electronics Co mientras mantiene sus entregas a Apple Inc, en un intento por aumentar los niveles de producción de sus fábricas y permanecer viable, dijeron tres fuentes.

En un plan de negocios a mediano plazo que pretende divulgar el martes cuando anuncie sus últimos resultados, Sharp establecerá una meta de aumentar sus ganancias operativas anuales a 1.500 millones de dólares para marzo del 2016 con ingresos de 30.000 millones de dólares, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el plan bajo la condición de no revelar su identidad.

El pionero japonés en el mercado de televisores evitó la quiebra el año pasado con un rescate por 4.000 millones de dólares entregado por prestamistas, incluyendo a Mizuho Financial Group y Mitsubishi Financial Group.

Sharp pedirá un nuevo préstamo por 150.000 millones de yenes (1.470 millones de dólares) para pagar un bono convertible de 200.000 millones de yenes que vence en septiembre, indicaron las fuentes.

Esos bancos enviarán personal a asumir importantes posiciones administrativas en Sharp, incluyendo a un encargado de finanzas, y también se reducirá la cantidad de miembros de su directorio en 12 personas, indicaron las fuentes.

En octubre, Sharp debió entregar en hipoteca sus oficinas y fábricas en Japón, entre ellas la división encargada confeccionar las pantallas de los dispositivos iPad y iPhone de Apple.También debió aceptar recortar su fuerza laboral en 10.000 personas y buscar compradores para activos en el exterior, como plantas de ensamblaje de televisores en China, Malasia y México.

La profundización de sus lazos con el competidor surcoreano de Apple, Samsung Electronics, tiene lugar en momentos en que el crecimiento de Apple se desacelera y los pedidos de pantallas decae.

Analistas proyectan que el crecimiento de las utilidades en el pionero de los teléfonos inteligentes promediará menos de un 5 por ciento en la próxima década, en comparación con un promedio de Un 60 por ciento en los últimos cinco años.

ESTRATEGIAS

Sharp, que a inicios de año se vio obligado a limitar la producción de pantallas de 9,7 pulgadas de los iPad de Apple, comenzó una fabricación limitada de paneles para el próximo iPhone de Apple, cuya producción masiva se prevé para junio, indicaron las fuentes.En marzo, Samsung Electronics dijo que inyectaría 103 millones de dólares a Sharp a cambio de una participación del 3 por ciento en la compañía japonesa, en un acuerdo que le aseguró el suministro de pantallas LCD pequeñas.

Sin embargo, Sharp rechazó una propuesta de Samsung para comprar sus negocios de fotocopiadoras e impresoras.

Sharp recaudó dinero adicional al acordar, en diciembre pasado, la venta de una participación en acciones al fabricante de microprocesadores para teléfonos móviles Qualcomm Inc por 120 millones de dólares.

La firma japonesa probablemente reportará una pérdida neta de 500.000 millones de yenes para el año que terminó el 31 de marzo, dijeron fuentes a Reuters previamente, peor que el déficit de 450.000 millones de yenes que pronosticó en noviembre.

Su ganancia operacional para la segunda mitad de su año comercial fue de 20.000 millones de yenes, lo que se compara con el pronóstico de la compañía de 13.800 millones de yenes, agregaron las fuentes.

Desde comienzos de año, las acciones de Sharp han subido un 49 por ciento. El viernes, cerraron con un alza del 6,4 por ciento, a 450 yenes.