24 de diciembre de 2013 / 12:33 a.m.

Después de que varios técnicos se descartaron para ocupar el puesto, el presidente Daniel Levy depositó la confianza en un novato.

 

Tim Sherwood, quien había tomado las riendas del Tottenham en forma interina, seguirá en el cargo hasta el final de la próxima campaña, en una decisión sorpresiva anunciada el lunes por el club del norte de Londres, una semana después del despido de Andre Villas-Boas.

El estratega inglés de 44 años no había dirigido equipo alguno sino hasta que el Tottenham le encomendó que dejara su trabajo como coordinador técnico para asumir como entrenador interino, el lunes pasado.

Ha sido una semana de altibajos para Sherwood, en cuyo debut el Tottenham cayó ante West Ham el miércoles, en la Copa de Liga. El fin de semana, el equipo venció 3-2 al Southampton en la Liga Premier.

Con el triunfo, Tottenham se colocó seis puntos detrás del líder Liverpool, con la mejor foja de visitante en la Liga Premier. Así, ha quedado claro el potencial de un conjunto que pasó por una reconstrucción tras la venta de Gareth Bale al Real Madrid a mediados de este año.

Sherwood desconocía el domingo si seguiría siquiera en el banquillo para el partido del jueves contra West Bromwich Albion, aunque un contrato de corto plazo, hasta el cierre de esta campaña, parecía la opción más probable.

Después de que varios técnicos se descartaron para ocupar el puesto, el presidente Daniel Levy depositó la confianza en un novato.

"Estábamos muy reticentes a realizar un cambio a la mitad de la temporada, pero sentimos que debíamos hacerlo por los intereses del club", dijo Levy. "Tenemos un gran conjunto, con el que hay una deuda para nombrar un entrenador que consiga lo mejor de los integrantes y les permita florecer para disfrutar un cierre emocionante y sólido de la campaña".

Sherwood, quien jugó para el Tottenham entre 1999 y 2003, volvió a White Hart Lane en octubre de 2008, para colaborar con el técnico Harry Redknapp.

Había colaborado con la prensa desde su retiro en 2005.

"Estamos en una situación afortunada al tener dentro de nuestro club a un entrenador talentoso en Tim Sherwood", dijo Levy. "Creemos que Tim tiene tanto el conocimiento como el impulso para sacar adelante al equipo".

Sherwood fue capitán del Blackburn cuando conquistó la Liga Premier en 1995.

AP