7 de septiembre de 2013 / 05:23 p.m.

El líder de la Vuelta a España 2013 y segundo hoy en Andorra, Vincenzo Nibali (Astana), ha destacado lo "dura" que ha sido la etapa, sobre todo "el frío de la bajada de Envalira".

Ha asegurado, asimismo, que "bastante" ha hecho "con aguantar" a (Chris) Horner y "el ritmo que ha impuesto" el corredor estadounidense, tercero en la meta y segundo en la general.

"Ha sido una jornada muy dura. La temperatura ha bajado mucho, sobre todo hacía mucho frío en la bajada de Envalira. Hemos tenido que ir poco a poco y tengo que agradecer mucho el trabajo al equipo porque desde el primero al último corredor me han ayudado mucho", ha apuntado el 'Tiburón de Messina".

Nibali cree que en la etapa de hoy, en la que ha vuelto a ganar tiempo a todos sus rivales, ha "dado un paso muy importante" de cara al triunfo final, aunque ha confesado que tendrá que estar "atento" a un Horner que está en la clasificación a 50 segundos de él.

Respecto a los rivales españoles, ha apuntado que "(Alejandro) Valverde -tercero en la general- ha perdido tiempo" y que ya a 1:42 segundos de distancia ha perdido opciones, aunque ha recordado que "aún queda mucha carrera" por delante y etapas de gran importancia, como la de mañana en Peyragudes o la penúltima con final en L'Angliru.

En cuanto a Joaquim Rodríguez, cree que él y el Katusha "han podido pagar" al final "el trabajo y el esfuerzo" realizados tratando de "volver loca la carrera".

EFE