31 de mayo de 2013 / 01:10 p.m.

El gobierno del estado de Río de Janeiro emitió un comunicado en el que confirmaba el nuevo fallo, sólo unas horas después de que la jueza Adriana Costa dos Santos emitió el jueves una orden que decía que el partido programado en el renovado estadio Maracaná no podría realizarse.

El comunicado decía que "el encuentro entre Brasil e Inglaterra está confirmado para el 2 de junio con todas las condiciones de seguridad garantizadas.

La cancelación sería un golpe a Brasil y a su plan de organización de la Copa Confederaciones, la cual inicia el 15 de junio, y suscita dudas sobre la capacidad de la nación sudamericana para organizar la Copa Mundial del próximo año y los Juegos Olímpicos de 2016 en Río de Janeiro.

Los preparativos para la Copa Confederaciones, con la participación de ocho equipos, y la Copa Mundial 2014 con 32 equipos, han estado plagados de demoras en la adecuación de los estadios y han sido criticados por la FIFA, el órgano rector del fútbol profesional en el mundo.

Los seis estadios que se utilizarán en la Copa Confederaciones, un preparativo para la Copa Mundial, tiene diferentes etapas de avance.

Jerome Valcke, secretario general de la FIFA, estuvo en Brasil a inicios de este mes para revisar las sedes. Admitió que la Copa Confederaciones será un laberinto de trabajo no completado y que "no todos los preparativos operacionales estarán al cien por ciento", luego advirtió "no es posible que esto se repita para la Copa Mundial FIFA".

El estadio Maracaná será sede de la final de la Copa Confederaciones el 30 de junio y de la final de la Copa Mundial el próximo año.

Ap