12 de marzo de 2013 / 10:35 p.m.

El pasado domingo fue el conjunto felino al estadio Cuauhtémoc a ganar 1-0 a Puebla gracias al gol del Bravo, quien da muestra de recuperar su instinto goleador y ahora el equipo está en lugar cinco de la clasificación general con 16 puntos.

La "Rata" abrió su conferencia de prensa con un análisis de lo que vive el platel, al decir que "el equipo claramente va en ascenso, así que estamos tranquilos, vamos bien. Hoy estamos en un buen puesto y sabemos que debemos seguir ahí. Viene la etapa más difícil del torneo y hay que seguir concentrados, y lo fundamental es que estamos manteniendo el cero atrás".

Del ambiente explicó que "estamos muy contentos, el ánimo es otro, obviamente trabajamos más tranquilos, así que estamos respirando un aire muy lindo, ojalá que sigan siendo así y es importante ganar el domingo".

Pero parece que no será fácil porque en casa sólo lleva un triunfo el cuadro auriazul, por tres empates y una derrota, y este domingo recibirá a León "rasurado" por una mala campaña y que llegará urgido de la victoria.

"Hemos ganado más partidos fuera que en casa y el domingo hay que retomar el paso, volver a ganar en Ciudad Universitaria y meternos de lleno por un puesto a la liguilla", dijo.

Pumas posee la segunda mejor defensiva tras diez fechas de la campaña con apenas siete goles recibidos, pero en producción de goles es una ofensiva sin tanto daño, pues solo suma diez.

"Anotando un poco más estaremos mucho mejor, hay que ser más efectivos a la hora de las llegadas que tenemos, el domingo tuvimos varias y no las metimos, entonces afinando eso el equipo se verá más fuerte", señaló.

Después de penurias, incluso en el inicio de esta campaña, los auriazules respiran con cierta tranquilidad, por eso Bravo se atrevió a decir: "Está claro, estamos quinto, el equipo viene de un ascenso muy bueno, de los últimos torneos creo que esta es la mejor etapa en la que estamos, así que no hay que dejarla pasar".

Respecto a las causas por las que resurge Pumas, explicó: "Siempre mantuvimos la fe en el equipo, más allá que la gente estaba ansiosa por los resultados, sabemos que el equipo los iba a dar, pero es parte de un proceso, y hoy en día el equipo se ve más fuerte, y fue en base a la fe en nosotros mismos y al trabajo".

El ascenso en el rendimiento del plantel coincide con la actuación del sudamericano, quien descartó ser el héroe del plantel y argumentó que todo es producto del trabajo en equipo.

"Después de la lesión que tuve me llevó un tiempo agarrar ritmo y hoy me siento cada vez mejor y gracias a Dios me toca anotar goles que sirven para que el equipo gane y estoy muy contento por eso", concluyó.