24 de mayo de 2013 / 05:02 p.m.

Rafael Nadal comenzará la semana próxima la defensa de su título de Roland Garros con la intención de sumar su octava victoria en el Grand Slam de tierra batida, un torneo del que dice que "siempre tendrá un lugar especial" en su corazón.

"Roland Garros siempre tendrá un lugar especial en mi corazón. Siempre ha sido mi torneo favorito, pero no juego con más pasión aquí que en cualquier otro lugar", afirmó el mallorquín.

Nadal, tercer cabeza de serie en París, señaló que haber sumado seis torneos en lo que va de temporada, lo que le convierte en el mejor del año, es "algo excepcional" y lo consideró mejor que levantar unGrand Slam.

"Si me preguntan si prefiero ganar un solo Grand Slam en el año o seis torneos, yo prefiero ganar seis torneos, porque una victoria es una alegría y lo otro te permite prolongar la felicidad, sentir más tiempo que estás haciendo bien las cosas", indicó el de Manacor.

El español, que acaba de sumar las victorias en Barcelona, Madrid y Roma, señaló que esos torneos "son muy importantes" y señaló que no los considera "una mera preparación para Roland Garros".

Pese a todo, el único hombre que ha levantado en siete ocasiones la Copa de los Mosqueteros indicó que en la tierra batida de París tiene "sensaciones especiales", aunque agregó que no le presta particular atención a los récords.

"Quiero que se recuerde como un buen tenista. El año pasado era importante ganar, porque era la séptima victoria, algo que nadie ha logrado en esta superficie", dijo.

Nadal indicó que trata de "ser competitivo cada semana", sin importar el torneo que esté disputando ni el rival que tenga enfrente. "Utilizo el cien por cien de mis posibilidades del momento, tanto en el plano físico como en el mental", aseguró.

El tenista dio por superado el bache provocado por los siete meses alejado de las pistas a causa de los problemas que sufrió en su rodilla a mediados de la pasada temporada. "Trato de buscar sensaciones positivas. Estoy en ese momento en el que son menos difíciles de encontrar", indicó.

Nadal, que ha encadenado ocho finales en otros tantos torneos disputados en lo que va de año, indicó que no se esperaba que a su regreso a la competición iba a tener tan buenos resultados.

"He jugado a un nivel muy elevado, sobre todo en algunos partidos. La clasificación no significa nada, lo importante es ser competitivo y ganar torneos y es lo que he hecho, con seis victorias, algo enorme, creo que nunca antes lo había logrado en una temporada", comentó.

El mallorquín aseguró que su nivel se acerca al que mostró en 2008, aunque aquel año "estaba en plena confianza" y ahora busca "medirse a otros para ser competitivo".

"Este año necesito confirmar algunos aspectos", concluyó el mallorquín.