26 de junio de 2013 / 07:28 p.m.

Carlo Ancelotti dijo hoy que entrenar al Real Madrid siempre fue su sueño y que por fin se cumplió, en su primera rueda de prensa ante los medios de comunicación tras su presentación en el palco del estadio Santiago Bernabéu.

"Llegar a este club es único, siempre lo tuve en mente, hubo dos veces en las que estuve a punto de venir, pero por fin llegué y cumplí mi gran deseo", mencionó el nuevo entrenador del club "Merengue".

Preguntado por los objetivos del equipo para la temporada que empezará en agosto, el ex técnico del Paris Saint Germain dijo: "Aquí todo el mundo habla de ganar la ansiada décima copa de Europa tras once años sin conseguir este trofeo, esta es una de las grandes motivaciones.

"Esto no es presión para mí, tampoco un problema, es el gran reto del club desde hace años y una gran responsabilidad, trabajaremos para lograrlo. Es una motivación tan grande que nos ayudará en la labor diaria", argumentó.

Respecto a la presión que tendrá al sentarse en el banquillo del Real Madrid, Ancelotti respondió que "no será superior" a la de otros equipos que dirigió, entre ellos el Milán de Italia, Chelsea inglés o PSG francés.

"La presión forma parte del entrenador, es algo normal, y no creo que sea más que en otras entidades en las que estuve", reiteró.

Además, sobre la nueva plantilla y futuras incorporaciones que suenan para la temporada 2013-14 como la del uruguayo Edison Cavani o el galés Gareth Bale, comentó que "aún es pronto para valorar y hacer cambios", aunque la plantilla es "muy buena".

"Hoy no puedo decir a los jugadores que estarán o no conmigo en la próxima temporada y lo que el equipo necesita, pero tengo un gran equipo y he de decir que haremos pocos cambios, sólo algunos", adelantó.

Por su parte, el presidente del club madridista, Florentino Pérez, presente junto a su nuevo entrenador, expresó que "llega una nueva etapa, con un sabio, amante y ganador del futbol".

Señaló que "Carlo Ancelotti está acostumbrado a las más altas presiones del futbol, pero que no vivirá nada igual como aquí por la exigencia que imprime este club, y él es consciente de ello".

Por último, el mandatario de la entidad madrileña abundó que el italiano tuvo "convicción y determinación" para venir al equipo y que esto se "agradece".

"Hace años le comenté, un día serás mi entrenador. Ese día llegó por fin. Esperamos lo mejor de ti como técnico de esta casa. Bienvenido", concluyó.

Notimex