2 de septiembre de 2013 / 08:44 p.m.

El técnico de Atlas, Omar Asad, criticó de manera severa el arbitraje del futbol mexicano, esto luego de que el silbante Luis Enrique Santander los afectó el sábado pasado en Monterrey, al no marcarles un penal contra Matías Vuoso al ser derribado por José María Basanta.

El Turco no aguantó más. Se dice afectado por los silbantes a lo largo del campeonato, pues además de lo sucedido el sábado en el Tec, en varias ocasiones los de negro han omitido faltas en el área a favor de su escuadra.

"León, Pachuca, Pumas y Monterrey, cinco penales que no nos marcaron. ¿Qué podemos hacer?, ¿quejarnos?, ¿enojarnos?, tenemos que hacer nuestra queja a nuestro modo, por medio de los directivos y federación para que estas cosas no vuelvan a pasar, nos están afectando en el resultado y hoy por hoy no podemos regalar nada. No hablo de números, pero creo que tendríamos cuatro o cinco puntitos más, esos penales serían otra historia.

"Como en todos lados, hay buenos y malos (árbitros), en Argentina los hay, en Ecuador también, acá es parejo con el tema de los errores, pero hay situaciones que son muy evidentes y claras para marcar, y en el momento que están por cobrar se equivocan", expresó.

Incluso, el timonel rojinegro reveló haber tenido una charla con un silbante, mismo que le indicó la existencia de una persecución de los árbitros contra Matías Vuoso.

"El otro día tuve una charla con un árbitro, donde uno veía las cosas de una forma y otro de otra, en la cual se tocó el tema de Matías (Vuoso) de porqué le cobran todas las jugadas en contra y ninguna a favor, y hubo palabras que me cayeron mal por los fundamentos. Me dijeron que le cobrarán todas en contra por fama, no se le cobra a Matías alguna (falta) que le están haciendo por la fama que tiene, ahora ante Monterrey se la cobraron en contra y eso está mal. Yo no les pido que me regalen nada, yo quiero que cobren, si es foul de Matías que lo cobren, si tienen que echar a Matías que lo hagan, pero del otro lado también, si le hacen foul que lo cobren, y no puede ser que por la fama que tiene de acomodar bien el cuerpo le cobren todo en contra".

Rigoberto Juárez