15 de marzo de 2013 / 07:05 p.m.

El técnico del Sao Paulo, Ney Franco, admitió hoy que la derrota frente al Arsenal argentino (2-1) le puso la Copa Libertadores "cuesta arriba" a su equipo, que en la próxima jornada visitará al The Strongest boliviano en la altitud de La Paz.

El equipo brasileño, que fue citado entre los posibles favoritos para ganar la Libertadores este año, ha quedado en segunda posición en el Grupo 3 tras su tropiezo ante el Arsenal este jueves, pero lo que preocupa a Franco es que los dos partidos que le restan serán de "alto riesgo", frente al The Strongest y el Atlético Mineiro.

El partido en Bolivia, que se jugará el próximo 3 de abril, "será decisivo", declaró Franco, quien adelantó que el Sao Paulo encarará el viaje a La Paz como una "verdadera final", pues una victoria casi garantizaría una plaza en la próxima fase de la Libertadores y una derrota pudiera poner fin "al sueño".

El Sao Paulo ya recibió al The Strongest y se impuso con muchas dificultades en el estadio paulista de Morumbí por un ajustado 2-1.

"Los próximos quince días serán de mucho trabajo", porque "el fútbol que hemos presentado hasta ahora en la Libertadores está muy por debajo de nuestro verdadero nivel", reconoció Franco.

Tras completarse las primeras cuatro jornadas del Grupo 3, el Atlético Mineiro encabeza la clasificación con 12 puntos y ya ha asegurado su pase a la siguiente fase.

El segundo lugar lo comparten con cuatro unidades el Sao Paulo y el Arsenal y el The Strongest cierra la clasificación con tres, pero cuenta con la altitud de La Paz para sumar puntos en la próxima jornada.