3 de febrero de 2013 / 03:43 p.m.

El municipio de Monterrey destina apenas 50 millones de pesos al área de deporte que, en su mayor parte, se van en nómina, reconoce Sergio Pérez, director de Deportes.

“"Tenemos un presupuesto de 50 millones de pesos para deporte pero la mayoría va para la planta laboral. Para el resto, y tomando como parámetro también los números que manejaba la administración anterior, nos quedarían entre 13 y 14 millones (28%)”", describe.

Con el sol subiendo sobre la renovada unidad deportiva de Burócratas Municipales, el funcionario describe la actualidad de la planificación deportiva municipal bajo un contexto que plantea diferentes realidades.

Presupuestos millonarios direccionados hacia flamantes centros deportivos contrastan con espacios tradicionales que la comunidad regiomontana reclama como abandonados u absorbidos por la coyuntura inmobiliaria.

Ante el malestar civil, la posibilidad de que tanto dinero se gaste en sueldos (72% del total), manifiesta una directriz municipal que la gente asume como equivocada.

“"Ojalá que algún día cambie la forma en que usan nuestros impuestos. Aquí entrenaban los chavos del equipo de americano y los niños cascareaban con un balón, pero ya valió… Quién sabe qué construirán, pero las maquinas están trabajando el día entero y el futbol llanero adiós”", reclama un vecino sobre la calle Jalisco, exacta división entre el Centro de Desarrollo Social Bicentenario de la Independencia y el terreno recreativo que perdieron los vecinos hace escasas semanas.

“"Nos enfocaremos sobre las áreas de mayor densidad poblacional, que son los polígonos de pobreza hacia el norponiente de la ciudad y próximamente bajaremos más recursos para habilitar espacios para el futbol”", detalla Pérez.

“"Debido a la herencia política que absorbimos podría decirle que tenemos una problemática muy difícil en cuanto a la Dirección de Deporte, pero creo que para salir adelante deberemos enfocarnos en programas deportivos que incidan en la sociedad”".

Según fuentes de municipio, lo gastos por cada unidad deportiva rehabilitada oscilan entre 500 mil y millón 200 mil pesos, según las reparaciones que necesiten.

Con una estrategia en 2013 enfocada hacia la mejora de cinco complejos más, es la inquietud de los contribuyentes por los espacios más básicos lo que genera incomodidad.

"“¿Cuánto les puede costar limpiar las canchas o ponerle luces? Tenemos pura cancha de tierra desde hace años y necesitamos que les den una manita de gato o ¿qué hacen con tantos millones?"” acusa doña Elsa, cuya casa queda detrás de la nueva construcción.

Al enojo popular se suma el reclamo de los directores de ligas privadas que demandan espacios y a quienes el municipio observa con recelo.

Monterrey y sus arrasadas canchas sobre el lecho del río siguen causando controversia.

"“Existe un proyecto de rehabilitación de canchas en el Santa Catarina en convenio con la Conagua y lo tienen ahora en la Dirección de Proyectos Estratégicos. Serán 20 canchas y además habrá otras disciplinas que dependerán íntegramente de la Secretaría de Desarrollo Social y su área de Deportes"”, indica el funcionario.

Pérez agrega: “"¿Qué pasará con el futbol llanero? Desafortunadamente muchos espacios se fueron perdiendo por fraccionamientos e intentaremos que nuestros programas incidan en los terrenos donde la inseguridad está pegando”", concluye.

Claves

Las partidas

-El director de Deportes, Sergio Pérez, informó que tienen un presupuesto de 50 millones de pesos, pero la mayoría va para la planta laboral.

-El funcionario de la administración municipal expresó que, tomando como parámetro los números que manejaba la administración anterior, quedarían entre 13 y 14 millones (28%) para la operación en el área deportiva.

- Los recursos direccionados hacia flamantes centros deportivos contrastan con espacios tradicionales que la comunidad regiomontana reclama como abandonados u absorbidos por la coyuntura inmobiliaria.

— SANTIAGO FOURCADE