3 de febrero de 2013 / 01:57 a.m.

Monterrey.- • Aunque el Gobierno del Estado y las corporaciones municipales han hecho inversiones millonarias para reforzar sus cuerpos de seguridad, el número de víctimas mortales a causa del crimen organizado sigue a la alza.

Los pronósticos indicaban que en el 2013 la cifra iría a la baja; sin embargo, ha sido todo lo contrario, ya que hasta hoy por la tarde la cantidad de víctimas mortales era de 102, es decir, más de tres personas ejecutadas o asesinadas de distinto tipo por día en promedio.

Este esquema se inseguridad se ha vuelto cosa de todos los días; incluso, las personas fallecidas no necesariamente tenían implicación con la delincuencia organizada, es decir, algunas son víctimas ajenas o inocentes.

Entre estos casos, destaca el de Adrián Javier González Villarreal, estudiante de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica de la UANL, quien fuera confundido con un criminal por policías de granadera, así como el último hecho extraordinario, que fue el del multihomicidio de los 17 integrantes del grupo musical Kombo Kolombia, quienes acudieron a una tocada en el Municipio de Hidalgo, donde un grupo de desconocidos los privó de su libertad, para después trasladarlos a un paraje en el Municipio de Mina, donde los ejecutaron y dejaron sus cuerpos en el fondo de una noria.

La mayoría de los homicidios se han consumado en Monterrey, que lleva un total de 46 personas victimadas; pero se entiende que esta sea la zona con más actos delictivos de este tipo por ser la ciudad más grande y con más habitantes.

Sin embargo, sorprende que el segundo lugar lo ocupe el municipio de Mina, con los 17 cuerpos, todos ellos de los integrantes del grupo vallenato.

RICARDO ALANÍS