1 de junio de 2013 / 02:30 a.m.

Con un hombre menos, la Selección Mexicana de futbol, vino de atrás para rescatar el empate 2-2, frente a su similar de Nigeria, duelo en el que pudo haber sacado mejor dividendos, disputado en el estadio Reliant de esta ciudad.

Los goles del cuadro de la Concacaf fueron obra de Javier Hernández, a los minutos 21 y 70. Mientras que por los africanos marcaron Brown Indeye al 29 y Gerardo Torrado, en propia meta al 39.

La selección mexicana encaró su último encuentro amistoso, antes de entrar a un trajín de tres partidos eliminatorios, la Copa Confederaciones y la Copa Oro, y el resultado no fue el mejor; el equipo de José Manuel de la Torre llegó al Reliant Stadium con lo mejor que tiene a su disposición, con la gran ausencia de Giovani dos Santos, pero con todos sus elementos de gala, para cumplir con un encuentro que en papel parecía de trámite.

Los primeros minutos transcurrieron con el balón en dominio para el conjunto azteca. México tuvo las llegadas y se adelantó en el marcador gracias a un tanto de Javier Hernández, a pase de Pablo Barrera, pero fu éste, quien cometió una mano dentro del área nacional, que a la postre le otorgó la igualada a Nigeria. Antes de culminar el primer lapso, y gracias a un desvío de Gerardo Torrado, los africanos incrementaron el marcador a su favor: 1-2.

La tónica del segundo tiempo fue, por mucho, diferente. México atacó con mayor vehemencia, ante el conjunto que vestía de blanco, para que, de nueva cuenta, Javier Hernández se hiciera presente en el marcador, y así llegar a 32 goles con el equipo nacional. De este modo, el escuadrón comandado por José Manuel de la Torre, se mantiene sin conocer la derrota a lo largo del 2013, pero también sin ganar.