8 de agosto de 2013 / 11:21 p.m.

Monterrey • Será hasta el próximo lunes cuando las autoridades estatales resuelvan si trasladan o no a otro centro penitenciario a los cinco ex policías de Fuerza Civil recluidos en el penal del Topo Chico, por su presunta participación en el secuestro y posterior asesinato del sobrino de un detective de la Agencia Estatal.

La decisión se tomará una vez que el juez cuarto penal de Monterrey les resuelva la situación jurídica que corresponde.

Personal del reclusorio más antiguo informó que antes de tomar una decisión de esa naturaleza, los acusados Rodolfo Magaña Platas, Lauro González Cruz, Ildelfonso Juárez González, Jesús Octavio Vázquez Vargas y Javier Borges Ávila, deben someterse a diversos estudios para establecer su perfil criminal.

Explicaron que entre esas pruebas están evaluaciones sicológicas, médicas y de seguridad que les realiza personal del mismo reclusorio, donde se encuentran desde el pasado martes en la noche por haber sido considerados presuntos responsables de privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro.

Los resultados de esos estudios son analizados por los integrantes del Consejo Interdisciplinario, quienes son los que aprueban su traslado.

El personal que habló del caso aclaró que la decisión que se toma, al respecto, siempre es colegiada y una vez que se hace se comunica a la dirección de Administración Penitenciaria para que ellos hagan la petición al secretario de Seguridad del Estado, quien finalmente es el que autoriza el cambio de un reclusorio a otro.

REDACCIÓN