14 de noviembre de 2013 / 02:53 a.m.

Los jugadores jubilados de la NFL tienen ahora otra opción de ayuda.

El sindicato de jugadores de la NFL formó una organización para ayudar a ex colegas, al establecer un fondo de 22 millones de dólares proveniente del contrato colectivo de trabajo con la liga. Tal organización creada por la Asociación de Jugadores de la NFL fue exigida durante años por los deportistas retirados, antes de que se alanzara un nuevo contrato colectivo en 2011. Finalmente se estableció.

El fondo apoyará a jugadores en áreas cono evaluaciones corporales y cerebrales; salud y nutrición, así como educación financiera. Todos estos servicios serán proporcionados sin costo para el jugador.

Cualquier jugador que haya participado dos o más temporadas acreditadas en la liga puede obtener esta ayuda. Habrá disponibles gerentes del programa pasa asistir a cada jugador, trabajando para crear un plan específico para que éste logre sus metas.

"Pienso que esto va a cambiar vidas", dijo el miércoles Bahati Van Pelt, director ejecutivo de la nueva organización. "Sé que es una gran aseveración. He visto lo bueno y lo malo y lo que ocurre en la transición de los jugadores fuera del fútbol americano. He visto familias y jugadores que han tenido dificultades o que han sido exitosos. Sé que lo que tenemos disponible es lo que necesitan los jugadores".

El grupo utilizará medios sociales para hacer llegar la información a los ex jugadores y tiene cuatro gerentes de programa quienes, en esencia, serán sus administradores por caso. Dos de ellos son ex jugadores, Hannibal Navies y Zamir Cobb. A cada jugador jubilado que acuda a la organización se le asignará un gerente de programa para enterarse de sus necesidades y guiarlo paso a paso a través del proceso para obtener ayuda.

Incluso hay una persona asignada para manejar preparativos de viaje, de ser necesarios, a fin de que los jubilados reciban atención médica.

Van Pelt señaló que las líneas telefónicas ya están activas.

"No nos vamos a quedar sentados aquí y esperar a que suenen los teléfonos", indicó, "vamos a buscar los caminos para involucrar a la gente".

Ap