26 de septiembre de 2013 / 03:36 p.m.

Un sindicato internacional pidió a la FIFA que presione a Catar para implementar cambios en las leyes laborales del país, alegando que muchos obreros migrantes podrían morir en el calor extremo del desierto mientras construyen estadios para la Copa del Mundo de 2022.

El secretario general de la Confederación Internacional de Sindicatos de Comercio, Sharan Burrow, dijo en una carta fechada el 20 de septiembre al presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que "cientos de obreros migrantes de la construcción mueren cada año en Catar", donde usualmente trabajan en el calor extremo.

La nación desértica tendrá un aumento considerable en la construcción con las obras para el Mundial de 2022.

El sindicato quiere que la FIFA discuta el asunto en la reunión de su comité ejecutivo, el próximo jueves y viernes, cuando también analizará otros temas relacionados con el Mundial, entre ellos el cambio de fecha del torneo del verano al invierno.

Ap