7 de febrero de 2013 / 03:49 p.m.

Monterrey • Los primeros 100 días de Margarita Arellanes como alcaldesa de Monterrey estuvieron marcados por la limpia iniciada en tres áreas copadas por la delincuencia, sus desencuentros con los antreros de la ciudad y el manejo de la deuda que recibió de su antecesor.

Al cumplir los primeros 100 días de gobierno, Arellanes reconoce que este tiempo se le fue en iniciar la recomposición de estas dependencias, especialmente la Policía Regia, que recibió una sacudida con el despido de elementos y la contratación de 500 efectivos más, capacitados por la Secretaría de Marina.

“No podemos ocultar que la ciudadanía no estaba contenta con las corporaciones que tenía, había que hacer esta depuración”, declaró la edil.

Los elementos de Marina fueron acusados por antreros de abuso de autoridad, con quienes Arellanes se enfrascó en una discusión pública durante las primeras semanas de su gestión por los operativos para dar cumplimiento a la Ley de Alcoholes.

“"Ha sido difícil, pero también no he vacilado en tomar las decisiones que se requieren, sabía que se requería de disciplina pero también tenemos que empezar con la voluntad"”, sostuvo.

Renuente a hablar sobre sus aspiraciones políticas, aseguró que el gran proyecto de su gobierno para este año será consolidar a la policía y tomar poco a poco el control de la seguridad en todo el territorio de la capital.

Para lograrlo prevé invertir 100 millones de pesos en los próximos meses, la mayor parte de estos en equipamiento, y contratar 500 elementos más para sumarse a los trabajos de patrullaje.

En el ámbito político, la munícipe afirmó tener una buena coordinación con el gobernador Rodrigo Medina, sin que la diferencia de partidos influya hasta el momento en la relación.

La deuda se encuentra en proceso de renegociarse, pero la contratación de un bróker para llevar este proceso aún le genera dolores de cabeza.

Arellanes negó que haya tomado el lugar de Fernando Larrazábal como la principal figura del panismo local o que tenga un puesto asegurado como precandidata a la gubernatura en el 2015.

LUIS GARCÍA