28 de marzo de 2013 / 02:14 p.m.

Monterrey • La historia de Sergio González May es digna de Ripley… Y es que era un empleado más que hacía pagos y compras del casino Wimms hasta 2009, sin embargo, se dio cuenta que era socio y dueño sin saberlo hasta que lo vio publicado en MILENIO Monterrey.

Por ello, el ex auditor interno del casino levantará un acta ante el Ministerio Público y en el Instituto Registral y Catastral de Nuevo León para aclarar que utilizaron su nombre y nunca fue socio minoritario de Protón Entertainment México, SA de CV.

El caso pone al descubierto como ante notario público se simuló la presencia del trabajador en una supuesta asamblea para adquirir una participación accionaria y ser parte de los dueños de la firma caminera sin serlo.

Ésta es la empresa que operaba el negocio ubicado en la Plaza Pablo Livas, ubicado en el número 1100 de avenida del mismo nombre y San Sebastián en la colonia Gustavo Díaz Ordaz en Guadalupe, pero que fue cerrado por sus dueños hace un año y medio.

“"Así es, lo truquearon (la sociedad con mi nombre), porque a mí me pagaban un sueldo normal de nueve mil pesos y luego 12 mil, pero hasta ahí, nunca recibí nada más, tengo que ir al Registro Público, por si hay que hacer un juicio para quitar mi nombre porque yo no tengo nada que ver… no se vale"”, dijo González May al llamar preocupado a esta casa editora.

¿Lo hicieron a tus espaldas?

“"Así es. Los accionistas son los italianos ahí mencionados, Luca Rocheggiani y Gabriele Ciarimboli; el apoderado es mexicano es Arturo Treviño Martínez; no tengo nada que ver con eso, la verdad no tengo la menor idea, no sé a consejo de quién lo hicieron"”.

¿Nunca te dijeron que eras accionista minoritario?

“"Nunca. Inclusive voy a tener que ir al Ministerio Público a levantar un acta o al Registro Público de la Propiedad, que yo no debería estar en ninguna sociedad"”, dijo tajante.

La versión de González May derrumba entonces la operación de entrada como socio de la empresa que fue registrada incluso ante la fe del notario público 88, Gabriel Virginio Cantú Elizondo en el Instituto Registral.

El miércoles pasado, MILENIO Monterrey publicó que un nuevo casino que había cerrado hace un año y medio con el nombre de Wimms podría reabrir en Plaza Pablo Livas en Guadalupe rebautizado como Queens.

Según información oficial, el Wimms era operado o administrado por la firma Protón Entertainment México, SA de CV, de los socios Luca Rocheggiani y Gabriele Ciarimboli, originarios de Ancona y Monte San Vito, Italia, como lo establecen las escrituras 10316 del 8 de noviembre del 2007 creada ante la fe de Víctor Manuel Martínez Treviño, notario público 108.

Sin embargo, el 7 de febrero de 2007, se realizó una operación de salida de Ciarimboli como socio para admitir a González May con la compra de una acción a solicitud de Roccheggiani, ante notario público.

EDUARDO MENDIETA SÁNCHEZ