18 de septiembre de 2013 / 03:42 p.m.

La juez Cynthia J.Ross, que el pasado sábado puso en su cartulina un empate a 114-114 al concluir la pelea que disputaron el púgil invicto estadounidense Floyd Mayweather Jr. ante el mexicano Sául "Canelo" Álvarez, ha presentado su baja voluntaria e indefinida del boxeo.

La petición de Ross, de 64 años, de dejar su labor por un tiempo ha sido aceptada de inmediato por los máximos responsables de la Comisión Atlética de Nevada, que supervisa los combates disputados en Las Vegas y en todo el estado.

La noticia fue dada a conocer por varios medios locales y de acuerdo a la página de internet del diario "Las Vegas Review Journal", Ross ha decidido tomarse un tiempo que le permita estar fuera de su labor dentro del mundo del boxeo.

Ross le envió un correo electrónico al director ejecutivo de la Comisión Atlética de Nevada, Keith Kizer, en el que le solicita un permiso indefinido para estar fuera de la actividad que ha desempeñado como jueza desde 1989.

"Voy a tomarme un descanso del boxeo, pero me mantendré en contacto", escribió Ross en el correo electrónico enviado a la comisión y que fue dado a conocer por Kizer.

La puntuación de Ross volvió a ser considerada como otra muestra más de la poca seriedad y fiabilidad que hay dentro del deporte del boxeo cuando llega el momento de las decisiones finales de las peleas a través del sistema de los jueces.

Aunque ninguno de los otros dos jueces vio ganador a Mayweather Jr. en todos los asaltos como hicieron los expertos, comentaristas y otros profesionales presentes en la multimillonaria pelea, al menos si dieron ganador al púgil invicto estadounidense "Money Man" con puntuaciones de 117-111 y 116-112, respectivamente.

La jueza de la Comisión Atlética de Nevada fue criticada tras el empate en su cartulina, e incluso la promotora principal de la velada denominada "The One" amenazó con interponer una denuncia formal.

Algo que ya le sucedió también a la Comisión Atlética de Nevada después que Ross dio otro polémico veredicto de vencedor al estadounidense Timothy Bradley cuando el que había ganado claramente fue el filipino Manny Pacquiao.

El promotor de Pacquiao, Bob Arum, pidió a la fiscalía del estado de Nevada que investigase sobre las circunstancias que rodearon las puntuaciones de los jueces en la pelea que su pupilo perdió por decisión dividida.

Los jueces Ross y Duane Ford le dieron la pelea a Bradley por votación 115-113, mientras que Jerry Roth apreció una victoria para Pacquiao por igual puntuación (115-113).

Durante las primeras horas del martes, la página de internetTMZ señaló que la jueza no había cambiado de parecer y por el contrario dijo que su puntuación fue la correcta.

"Sostengo mi decisión. Desde donde yo estaba vi muchos asaltos cerrados e intercambios con los que 'Canelo' pudo obtener el triunfo", sostuvo Ross.

Nada más concluir la pelea, el propio "Canelo" Álvarez reconoció que su rival había sido superior y se mereció el triunfo sin ningún tipo de excusa.

"Fue superior, nunca pudo alcanzarle con mis golpes y domino de principio a fin la pelea", comentó Álvarez. "Nuestro plan de trabajo no pudo ser puesto en práctica porque no me lo permitió".

Ross, que durante su tiempo su tiempo como juez de boxeo ha trabajado en más de 25 peleas de campeonato mundial, aseguró que durante los 12 asaltos que duró la pelea, vio que el Álvarez pudo presionar al número uno del mundo, y en el terreno corto no tuvo problema para mantener su efectividad.

Mayweather aseguró estar en 'shock' con la puntuación que dio Cynthia J. Ross. "Pensé que era una broma. No puedo controlar lo que los jueces hacen", comentó "Money Man" al concluir la pelea, que le permitió mantener el invicto (45-0), llevarse una bolsa garantizada de 42 millones de dólares y unas ganancias de otros 58 millones de dólares por derechos de televisión de pago y circuito cerrado.

Por su parte, Bill Brady, presidente de la Comisión Atlética de Nevada, dijo que había que darle crédito a Ross porque con su decisión mostraba que no quería tomar ventaja de la gran repercusión que ha tenido la pelea tras la brillante actuación de Mayweather Jr. y quería quedar al margen.

EFE