Juan José García
21 de junio de 2013 / 02:54 p.m.

Chihuahua  • En medio de la grave sequía que ha ‘pegado’ al campo y a las presas del estado de Chihuahua, el gobernador, César Duarte Jáquez, agradeció el apoyo del Gobierno de la República para enfrentar los daños que este fenómeno ha causado a la población.

Asimismo dio a conocer que se han presentado solicitudes por más de 3 mil 500 millones de pesos para atender esta contingencia, y en el proceso del flujo que llega a Chihuahua redondea actualmente cerca de 800 millones de pesos, aseguró.

Sin más, expresó que “hay una buena respuesta” por parte del Gobierno de la República para atender el grave problema de la sequía que vive nuestra entidad, donde destacan tres años continuos sin lluvias, lo que ha golpeado severamente a Chihuahua.

Duarte Jáquez puntualizó que no se le ha dado difusión –a los apoyos federales que se han recibido- debido a los puntos que marca la veda electoral, no obstante, señaló que la población afectada por la sequía, seguirá siendo atendida, subrayó el mandatario.

“El problema es muy agudo, muy serio si tomamos en cuenta que el Estado padece una sequía de tres años, después de una severa helada que mató todo indicio de productividad o de vida silvestre, lo que lastimó profundamente al campo”, dijo.

Explicó que existen comunidades a las que, desde hace más de un año se les lleva agua con camiones cisterna: los programas de alimentación y de distribución de agua no se pueden suspender, la gente no puede esperar a que pase la veda”.

“No pueden dejar de beber agua, de preparar sus alimentos; con estos programas se ha evitado que la gente que vive en la sierra migre a las ciudades a pedir caridad, a solicitar limosna, por ello se les está atendiendo en sus zonas de origen”, apuntó.

Por otra parte, el gobernador chihuahuense resaltó que a pesar de lo anterior, existen “buenas posibilidades” de levantar una producción de frijol y de maíz, pues se están presentando lluvias en la zona temporalera de la región de Babicora.

Más adelante dijo que los niveles de las presas alcanzan menos del 18 por ciento, con siembras de unas 90 mil hectáreas en el Distrito de Riego 05, “y hay agua apenas para 30 mil”, mientras que en la ganadería, la sequía ‘mató’ a cerca de 500 mil reses.