28 de mayo de 2013 / 01:07 a.m.

Zihuatanejo • El gobernador del estado Ángel Aguirre Rivero llamó a los alcaldes de Guerrero que pudieran tener nexos con la delincuencia organizada a deslindarse ya que hay investigaciones en curso.

Entrevistado al término de una gira de trabajo y de su informe regional, en el puerto de Zihuatanejo, aseguró que actuarán contra aquellos munícipes a los que vinculen con grupos delictivos en la entidad, esto debido a la crisis de inseguridad en la región Norte del estado de Guerrero.

“En algunos casos ciertos alcaldes deben de deslindarse sobre su actuación porque hay ahí información que estamos recibiendo que tendremos que procesarla, profundizarla, investigarla.

“"Quiero ser muy enfático que cualquier autoridad de cualquier ámbito que se vea involucrada también en actos donde participa la delincuencia organizada junto con la federación habremos de actuar de sin ningún temor y de manera resuelta"”, sentenció en entrevista.

También manifestó que en relación al ataque cometido el pasado domingo, a la Policía Estatal (Preventiva) en el municipio de Teloloapan en la región norte de la entidad, donde todos los Policías renunciaron por miedo, es un claro reflejo de que combate al narcotráfico.

No obstante reconoció que es insuficiente el número de elementos de las fuerzas policiales locales, por lo que reforzarán con policías estatales, federales, y del Ejército Mexicano, pero que “no sean de pisa y corre”.

“Desde luego necesitamos una mayor presencia, mayor apoyo federal, la Policía Estatal resulta insuficiente, por el número de elementos que se tiene, para hacerle frente a la delincuencia organizada.

“"Necesitamos más Ejército, más Marina, más Policía Federal y que no solamente se acuda cuando la situación crítica que sea de carácter permanente, hoy lo estamos viendo en la Costa Grande de Guerrero, donde hay un incremento de asaltos, en el tramo de Feliciano a Zihuatanejo"”, dijo Aguirre Rivero.

También dijo que ratificaba su compromiso con los habitantes de la Costa Grande, a los que les dijo que no están solos y que junto con el gobierno federal van a aumentar la presencia de elementos castrenses y Policía Federal para blindar las fronteras de la entidad con Michoacán.

“No permitiremos que la delincuencia venga a contaminar nuestro estado”, advirtió el gobernador Ángel Aguirre Rivero, al rendir su informe regional de Gobierno en el puerto de Zihuatanejo de Azueta.

“He acordado con la Policía Federal y el Ejército Mexicano destacamentar un mayor número de elementos en esta zona, y particularmente en el tramo de Feliciano hacia Zihuatanejo y Troncones; no vamos a permitir en ningún momento que nuestro estado se contamine resultado del operativo que hoy se desarrolla en Michoacán y que tiene un efecto conocido como cucaracha y se pasen a nuestro estado”, aseguró.

Lo anterior ante alcaldes de esta región, diputados federales y locales, y los senadores Armando Ríos Piter y Sofío Ramírez Hernández.También asistió el rector de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), Javier Saldaña Almazán

JAVIER TRUJILLO