2 de mayo de 2013 / 02:28 a.m.

Monterrey.- • Una familia de escasos recursos no ve la salida para poder ayudar a un joven adolescente de 15 años de edad, que padece de una enfermedad crónica.

Se trata de César Ernesto Gordiano Flores, que sufre de síndrome de Marfan o gigantismo, lo cual provoca que su cuerpo, así como los órganos internos, crezcan de manera exagerada, poniendo en riesgo su salud.

Sandra Elizabeth Flores, madre del menor, quien reside junto con él en el municipio Juárez, Nuevo León, se encuentra desesperada, ya que una de las principales complicaciones médicas de César es el crecimiento exagerado del corazón, lo cual se traduce en una insuficiencia cardiaca.

Aunque el joven es tratado actualmente en el Hospital Universitario, la única posibilidad de poder controlar dicho padecimiento es realizando un estudio sobre genética molecular en Estados Unidos.

Dicho estudio, denominado "FBN1" o "Fibrinilina", tiene un costo de 55 mil pesos, con los cuales, desafortunadamente, la familia no cuenta.

Es por esto que solicitan la solidaridad de los ciudadanos, para así poder otorgarle una mejor calidad de vida al joven César Ernesto.

Sandra Elizabeth Flores proporcionó el número telefónico 1936-1416 para aquellos interesados en apoyar a la causa.

Solo una de cada cinco mil personas en el mundo padece del síndrome de Marfan.

REDACCION