18 de julio de 2013 / 01:12 p.m.

El balance financiero que encontró Eugenio Ruiz Orozco no fue catastrófico, pero sí muy estrecho

 

Pasivos matan activos. La solución financiera de Atlas no se encuentra en casa, al menos así  lo revelan los números  del informe anual del 2012 que el  ex presidente Carlos Martín del  Campo entregó a los 123 socios  activos el pasado 27 de mayo, en  el marco dela Asamblea Ordinaria  donde pasó la estafeta a Eugenio  Ruiz Orozco. 

 

En este documento, mismo del  que posee una copiaLA AFICIÓN,  se demuestra la precaria situación  financiera de la institución, la gran  cantidad de deudas, de gastos, la  toma de decisiones y la escasa  utilidad que genera FC Atlas, A.C.  luego del ejercicio anual del 2012.  Los números obligaron a Ruiz  Orozco a conseguir recursos con  la venta de los mundialistas Sub20  Alfonso González y Antonio Briseño a Tigres, transacciones que  al final de cuentas se cayeron;  solicitar apoyo al Gobierno Estatal  a cambio de una sinergia, misma  que se frustró ante el escándalo que  se generó, y ahora, intentará en la  próxima Asamblea Extraordinaria  del 29 de julio transformar a la  institución de Asociación Civil a  Sociedad Anónima.

 

Las deudas de Atlas no sólo giran  entorno al sueldo de su plantilla  en el mes de junio y la primera  quincena de julio, también, existen  atrasos económicos por más de 10  millones de pesos con futbolistas  que ni siquiera militan ya en la  institución. 

 

Según el informe, la actual directiva encabezada por Eugenio  Ruiz Orozco tiene documentos  por cobrar que ascienden a los 79  millones 061,807 pesos, por concepto venta o renta de jugadores  y otros conceptos.

 

Los más de 79 millones figuran  dentro de los activos del FC Atlas,  A.C., sin embargo, 24 millones  082,482 pesos de ellos corresponden al saldo de la venta de Andrés  Guardado al Deportivo Coruña,  transferencia que se efectuó en el  2007 y que luego de seis años y de  la partida del futbolista al Valencia, el cuadro gallego sigue sin saldar  a los Zorros. En esta tabla donde  se asegura Atlas podría recibir  recursos aparecen hombres como  Héctor Mancilla (vendido a Morelia),  Alonso Zamora, Hugo Rodríguez  (vendidos a Tigres) y Arturo Paganoni  (cedido a Toluca). Si la dirigencia  rojinegra lograra traducir estos  documentos en recursos, podrían  asegurar prácticamente un año de  sueldos para la plantilla de primera  división, misma que asciende a los  79 millones 988,267 pesos.

Rigoberto Juárez