31 de agosto de 2013 / 04:01 p.m.

Mientras la combinación del coach Bill Belichick y el quarterback Tom Brady se mantenga activa en Nueva Inglaterra, los Patriotas serán candidatos al Juego de Campeonato de la Conferencia Americana. Sin embargo, la mejor ofensiva de la NFL el año pasado tendrá que sufrir una revolución.

En las últimas tres campañas la apuesta pasó por las alas cerradas. Los números de Rob Gronkowski son impresionantes para un jugador de su posición, amasando más de dos mil 600 yardas y 38 touchdowns en su carrera, pero las lesiones mermarán su participación en el arranque de la campaña y la segunda opción, Aarón Hernández fue separado del equipo al enfrentar cargos por homicidio.

Hernández destacó en 2012 mostrándose como una de las armas más dinámicas de la NFL, capaz de alinearse como receptor o fullback funcionaba para sorprender a los rivales.

Daniel Fells y Michael Hoomanawanui podrían iniciar la campaña en esas posiciones. Ambos tienen experiencia en el roster, aunque poca acción en el campo.

Los Patriotas perdieron también a Wes Welker, el receptor más prolífico en las últimas cinco temporadas en la NFL, se unió a Peyton Manning en los Broncos y Danny Amendola, proveniente de San Luis, ocupará su lugar en condiciones similares.

Para mantener el paso del ataque será clave el juego por tierra, que en 2012 fue el segundo con más intentos, pero séptimo en yardas. Se mantienen Stevan Ridley y Shane Vereen para llevar el ovoide, pero las llegadas del explosivo LeGarrette Blount y Tim Tebow le dará variantes.

La defensiva mejoró en la secundaria desde la llegada de Aquib Talib y gracias a la madurez de Jerod Mayo, Chandler Jones yDont'a Hightower.

LA PIEZA CLAVE. Tom BradyEl líder de los Patriotas se dispone a encabezar una vez más al mejor ataque de la Liga, aunque esta vez varios de sus receptores serán nuevos o vienen saliendo de lesiones. A pesar de ello, buscará la forma de hacerlos lucir.

CARLOS CONTRERAS LEGASPI