11 de mayo de 2013 / 10:41 p.m.

El Barcelona ganó el sábado su 22da liga española sin necesidad siquiera de jugar, pues el empata de su escolta Real Madrid por 1-1 en cancha del Espanyol proclamó matemáticamente campeón al equipo azulgrana.

Con 88 puntos en 34 partidos y siete de ventaja sobre el Madrid, que suma 36 encuentros, el Barsa es un líder oficialmente inalcanzable para el conjunto de José Mourinho y ya no requiere de la victoria en su partido del domingo contra el Atlético de Madrid para celebrar el título.

Al Madrid, líder absoluto en el historial con 32 ligas conquistadas, solo le quedan seis puntos en disputa, pues jugó el cotejo adelantado de la 36ta fecha el pasado miércoles al tener que pelear la final de la Copa el Rey el próximo viernes contra el Atlético.

Si el Barsa ganara el domingo su intrascendente choque ante el cuadro rojiblanco, así como en sus tres encuentros restantes, igualaría el récord de 100 puntos conseguidos en un campeonato, firmado por el Madrid la campaña anterior.

Eliminado de la Copa del Rey y la Liga de Campeones en semifinales, el Barsa se congratula de la conquista de la liga, que encarriló con 18 victorias de 19 posibles en el arranque de Tito Vilanova al timón.

El Espanyol dejó a un lado la rivalidad ciudadana con los "culés" y facilitó el festejo gracias al séptimo gol del uruguayo Christian Stuani a los 23 minutos que los "merengues" solo pudieron nivelar por vía del argentino Gonzalo Higuaín a los 58.

AP