16 de marzo de 2013 / 04:34 p.m.

Durante los primeros 15 días de marzo, de las 12 muertes vinculadas al crimen organizado 7 fueron por ejecución, cuatro por enfrentamiento con las autoridades y una por ajuste de cuentas.

 

Monterrey.- • La primera quincena de marzo cierra en forma inédita con más muertes por accidentes viales, que por víctimas del crimen organizado… aunque usted no lo crea.

Durante los últimos años, el patrón ha sido las ejecuciones y abatidos vinculados a la delincuencia organizada en Nuevo León.

Sin embargo, los primeros días del mes de marzo ha sido atípico y diferente.Hasta la noche de ayer se registraron 17 muertes relacionados a choques, atropellados y accidentes viales contra 12 de ejecuciones, situación única que no se había presentado desde hace tres años.

Este mismo patrón se presentó la primera quincena del mes pasado de febrero ya que en el mismo período había 20 muertes por accidentes viales contra sólo 16.

Ahora en los primeros 15 días de marzo, de las 12 muertes vinculadas al crimen organizado 7 fueron por ejecución, cuatro por enfrentamiento con las autoridades y una por ajuste de cuentas.

Pero la cifra parece verse especial cuando los fallecimientos de los accidentes superaron a los vinculados con la delincuencia organizada, es decir, no alcanza ni siquiera una ejecución al día.

La cifra no es nada comparable con la primera quincena de marzo del año pasado ya existía un registro de 111 ejecuciones y abatidos, que se disparó en un 100 por ciento con respecto al mismo periodo de marzo del 2011, ya que sólo hubo 18 muertes.

No se tiene un registro de cuántos fallecimientos por accidentes viales hubo en esos periodos de marzo de ambos, luego de que las relacionadas al crimen organizado superaban en mucho a las primeros.

Sólo el día 6 de marzo se registraron cinco muertes en diferentes choques, volcaduras y accidentes, en las del Estado como en la Nacional a la altura de Montemorelos y Santiago, así como en la Laredo y Reynosa.

En los primeros de los caos, el operador no llevaba puesto el cinturón de seguridad, por lo que al momento de los hechos fue aplastado por la cabina.

En el segundo tras pasar con su auto sobre una vaquilla muerta que estaba en la carretera, una joven falleció al estrellarse contra un árbol y una camioneta, quedando su cuerpo afuera del coche que manejaba.

Los ocurridos ese día en la carretera Laredo a la altura de Ciénega de Flores un conductor atropelló a una mujer, para después darse a la fuga y en el segundo en la Reynosa a la altura de Los Ramones se estableció que los empleados estrellaron la camioneta contra el muro de concreto de un puente ubicado frente al poblado Las Enramadas.

EDUARDO MENDIETA