14 de agosto de 2013 / 09:35 p.m.

En rueda de prensa, los directivos del cuadro Mestalleta informaron sobre la delicada situación económica.

El presidente del Valencia, Amadeo Salvo y el presidente de la Fundación Valencia CF, Aurelio Martínez, presentaron el documento 'due dilligence!, en donde se asegura que el club deportivo no tiene irregularidades con hacienda, no obstante señalaron que la deuda que tiene el equipo con entidades bancarias es grande a pesar de las ventas de jugadores importantes como Roberto Soldado, Tino Costa y Nelson Valdez.

"Nuestras únicas deudas son bancarias. A diferencia de otros importantes clubes, estamos al día con Hacienda y no hay nada hipotecado de ingresos futuros como por ejemplo los televisivos. Las operaciones club permiten un saneamiento paulatino", agregó Martínez.

Detalló que según análisis realizados por KPMG, Valencia tendrá que vender jugadores hasta 2016, cuando se prevé alcanzar la máxima aceptación del modelo de cantera para sostener a la plantilla.

"Si se cumple el plan trazado, por primera vez en 2016 tendremos un resultado operativo positivo y no hará falta vender jugadores para cuadrar, porque nunca el saldo ha sido positivo. Se espera que para esa fecha la escuela aporte los jugadores que necesita el primer equipo y no se tenga que ir al mercado a fichar", declaró.

Los directivos señalaron que se espera el próximo traspaso del delantero argentino Pablo Piatti y el defensa francés Aly Cissokho, con la posibilidad de venta definitiva.

Notimex