15 de marzo de 2013 / 02:40 p.m.

Monterrey • Isaura Espinosa y Marcela Rubiales llegaron a Monterrey para combatir la adicción patológica a los juegos de azar y las apuestas en "Ludópatas, jugadoras empedernidas".

Bajo la dirección de Medardo Treviño las actrices que por primera ocasión trabajaron juntas compartiendo créditos junto al desparecido Paco Malgesto se presentarán en la ciudad el 22, 23 y 24 de marzo en el Teatro Versalles.

Para Isaura Espinosa es muy significativo presentarse en la Sultana del Norte en “Ludópatas, jugadoras empedernidas”, después del atentado que sufrió el casino Royale, en donde varias amigas de la actriz perdieron la vida.

“Es una obra que seguramente el público regiomontano va a disfrutar, pero al mismo tiempo va a reflexionar, ya que es una puesta en escena muy importante para el teatro mexicano por su contenido tan interesante.

"Haremos que la gente se ponga a pensar en que si sieguen jugando y apostando desquiciadamente pueden perder todos sus bienes, todo lo que han logrado en su vida como el patrimonio familiar; todo por el vicio del juego.

"Cómo olvidar ese 25 de agosto del 2011 cuando varias amigas mías perdieron la vida, si pudiera haber actuando en la obra antes de ese suceso tan terrible con gusto lo hubiera hecho; afortunadamente aquí estamos para reflexionar juntos", comentó en rueda de prensa Isaura Espinosa.

Con un mensaje positivo y lleno de optimismo, "Ludópatas, jugadoras empedernidas" pretende aportar a la sociedad un granito de arena para que la ludopatía (vicio al juego) vaya desapareciendo poco a poco.

"Todos los extremos y la necesidad que en algún momento te llevan a apostar el dinero que con gran sacrificio te ganas, tienen una razón; esto se debe a que no hemos trabajado en nuestro interior de ahí se deriva todo. Y se pueden explicar los sentimientos de soledad y necesidades de afecto.

"De eso se trata esta maravillosa obra, de crear conciencia y de dar a conocer que hay más opciones para luchar por la vida y vivir felices; no de tratar de sobrevivir", dijo Marcela Rubiales.

Isaura Espinosa reveló que se identifica plenamente con la obra, no porque tenga el vicio del juego, sino porque se vio en problemas con la justicia a raíz de conducir su automóvil con algunas copitas de más, por lo que fue detenida.

"Mientras el director de la obra, Medardo Treviño, estaba escribiendo ‘Ludópatas, jugadoras empedernidas’, a mí me detuvo la antialcohólica. Definitivamente fueron momentos horribles que viví dentro de prisión, imagínate estar guardada en un lugar tan feo.

"Claro que tuve apoyo psicológico por parte de Carmen Salinas, Juan Pascual Cejudo Mujica, ‘El Chato Cejudo’ y Patricia Reyes Espíndola, pues estando en la celda me llamaban y me mandaban fotos vía mensaje multimedia a mi celular", reveló Espinosa.

Por su parte, Marcela Rubiales fue cuestionada por la salud de su mamá Flor Silvestre, después de que tuvo algunos problemas debido a una deficiencia pulmonar.

"Cuando le detectaron un tumor en el pulmón inmediatamente le quitaron una parte del órgano además de dos costillas, y a un año de esto se ve muy bien, está maravillosamente feliz de que Dios le haya dado una segunda oportunidad de vivir", confesó Marcela Rubiales.

ÉDGAR LEAL