30 de marzo de 2013 / 12:30 a.m.

El medallista olímpico de Los Ángeles 84, Daniel Aceves, señaló que la pérdida de un ícono del deporte mexicano como lo fue la ex halterista Soraya Jiménez, siempre es doloroso, pero más cuando se trata de una persona que venció una serie de adversidades.

"Es lamentable la pérdida de un ícono del deporte femenil mexicano y el deporte en general, ella fue quién empezó con esta etapa del deporte mexicano femenil, que ha dado la cara en el alto rendimiento en los últimos tres ciclos olímpicos", dijo.

Aceves Villagrán, quien también es presidente de Medallistas Olímpicos de México, (MOM), comentó que el deceso de Soraya es "prematuro y coincide con la edad de 35 años, mismos que tenía su compañero de generación en Sydney 2000, Noé Hernández Valentín, fallecido en enero pasado".

De igual manera, destacó que la entrega de la ex atleta mexiquense, siempre estuvo en toda actividad que realizó, incluso, en las acciones altruistas en todo el país.

Aceves Villagarán, sostuvo que respeta la decisión de no realizar homenajes de cuerpo presente para la monarca el levantamiento de pesas en Sydney 2000, cuyo cuerpo fue cremado esta tarde.

"MOM, lamenta de manera particular y colectiva el sensible deceso de quien fuera la primera mujer en ganar una medalla de oro para México, en unos Juegos Olímpicos (Sydney-2000)", expresó.

Asimismo, resaltó que las luces y sombras que caracterizan al ser humano en su vida, estuvieron presentes en la vida de Soraya, sin embargo, de ahí se desprende otro mérito personal de ella, quien se sobrepuso a un sinnúmero de cirugías e intervenciones médicas.

Notimex