Cynthia Gabriela Balderas
29 de marzo de 2013 / 01:27 a.m.

La primera mujer mexicana en conquistar el Oro Olímpico, Soraya Jiménez Mendivil, falleció debido a un infarto al corazón en su domicilio entre cuatro y cinco de la tarde a la edad de 35 años.

Soraya, quien ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, cuenta con un historial clínico muy amplio: 14 operaciones en la pierna izquierda, pérdida de un pulmón, tres veces influenza y cinco paros cardiorrespiratorios.

Jiménez Mendivil ganó el oro en halterofilia en la categoría de 58 kilogramos, al levantar un total de 225.5 kg. para superar a la norcoreana Ri Song Hui y a la tailandesa, Suta Khassaraporn.

Por otra parte, la medallista fue campeona nacional en seis ocasiones, consiguiendo títulos en los Juegos Centroamericanos en Venezuela 1998 y medalla en los Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999. Recibió el Premio Nacional de Deporte en el 2000.

Antes de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, Soraya anunció su retiro de manera sorpresiva.

UNA INFANCIA DE CAMPEONA

Soraya nació en el Distrito Federal el 05 de agosto de 1977 y desde su infancia se involucró en el deporte jugando  basquetbol e incluso llegando a ser seleccionada infantil  junto a su hermana gemela Magali Jiménez Mendivil.

La medallista olímpica también incursionó en bádminton y practicando natación, pero fue hasta después de los 11 años que decidió empezar su camino en el levantamiento de pesas, su intención era el constructivismo físico más que el deporte de halterofilia.

Debido a su gran capacidad, sus entrenadores físicos vieron potencial en ella y comenzó a soportar grandes pesos y fue cuando entró por completo al levantamiento de pesas, un deporte que para muchos era exclusivo para hombres. 

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

Durante su carrera, Soraya Jiménez, sufrió una cantidad considerable de altibajos, en el 2002 fue acusada de dar positivo en dopaje, en una prueba que se le realizó en el Torneo Panamericano de Venezuela, así lo informó la presidenta de la Federación Mexicana de ese deporte, Martha Isela Elizondo.

En Venezuela la medallista olímpica consiguió dos medallas de oro y una de plata. 

Además, se le acusó de haber entregado documentos falsos para participar en el campeonato mundial universitario, a lo que la atleta, en entrevista para un medio, comentó:

"Mi mamá le entregó los papeles del Instituto Londres, de la colonia Roma, donde cursé tercero y cuarto semestres, que era la constancia que necesitaban. Y de pronto de la nada salieron los documentos de la UNAM."

FUERTE ANTE LA ADVERSIDAD

A pesar de las fuertes acusaciones, Soraya fue exonerada de la situación del dopaje, la medallista cumplió con el protocolo médico al informar que estaba en tratamiento por un problema en la rodilla y era posible que diera positivo con Welbutril que contiene Bupropion, estimulante que  desaparecería de la lista de sustancias prohibidas.

La ex atleta sobrevivía con el pulmón izquierdo desde que en 2007 le extirparon el derecho, a causa de que sufrió  influenza tipo B, enfermedad que  contrajo en julio de ese año durante los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro.

A pesar de sus múltiples problemas de salud, la deportista corría 15 kilómetros, nadaba 3 mil 500 metros, y levantaba pesas.

Jiménez, estudió un diplomado de juicios orales para titularse como abogada.