Edgar González
14 de agosto de 2013 / 02:20 a.m.

Tras conocerse la destitución de Manuel Lapuente al frente del Puebla y la llegada de Rubén Omar Romano al timón Camotero, las reacciones no se hicieron esperar al interior del campamento blanquiazul, donde la noticia tomó por sorpresa al grueso de jugadores, tal como lo dejó entrever el delantero argentino, Matías Alustiza.

“El presidente tomó esa decisión, él debe saber por qué, la verdad que no nos comunicó a nosotros por qué tomó esa decisión, es el presidente, es el que manda, seguramente en la semana vendrá a hablar con nosotros, cuando se presente el nuevo entrenador y nos dirá el por qué de la salida de Manolo”.

Caso similar fue el del cancerbero, Jorge Villalpando, quien luego de enterarse confesó que Lapuente acudió al campamento a despedirse del grupo, que en estos momentos deberá mantener la cordura y seguir trabajando arduamente, para así sacar un buen resultado en fin de semana en su visita al Guadalajara.

“(Lapuente) Habló con nosotros, nosotros agradecidos con él, pero tenemos que seguir trabajando y pensar en el próximo partido. Chivas es un equipo que ha tenido también problemas, pero no deja de ser un buen equipo, que va bien al frente, que tiene dinámica, pero nosotros a trabajar y a pensar en lo nuestro”, concluyó.