28 de mayo de 2013 / 02:23 p.m.

Monterrey • Será hoy cuando el municipio de San Pedro de a conocer su postura oficial sobre la demanda en contra del secretario de Desarrollo Sustentable Municipal, Enrique Gerardo Ávila Hernández, por violar un amparo concedido a los constructores del multifamiliar El Alear, al clausurar dicha edificación.

A través de un funcionario del área de Comunicación, el ayuntamiento sampetrino dijo que la Dirección Jurídica fijará los pormenores del por qué se decidió parar la obra, al argumentar violaciones en el Reglamento de Zonificación y Uso de suelo.

Junto con el titular de Desarrollo Sustentable, el inspector y verificador Roberto Renovato Martínez también fue señalado ante el Ministerio Público federal como otro de los responsables de haber violado el amparo obtenido por los constructores.

El condominio que está en proceso de edificación se localiza por la avenida Roberto Garza Sada en San Pedro Garza García y fue clausurado por las autoridades municipales sampetrinas, al alegar que se violó el Coeficiente de Utilización del Suelo (CUS).

El argumento esgrimido fue que los constructores de la obra se excedieron al edificar tres mil 486 metros cuadrados del estacionamiento subterráneo, los cuales sobrepasan el límite de altura, de acuerdo a la versión legal del municipio.

“"Nosotros fijaremos nuestra postura hasta mañana para tener todo el expediente a la mano y se aclaren las dudas que haya al respecto de esa suspensión de la obra"”, dijo el vocero.

Cabe señalar que en el mes de septiembre de 2012 los constructores del edificio El Alear acudieron al municipio sampetrino para tratar de regularizar el excedente en la edificación de metros en el estacionamiento subterráneo.

Justificaron que la fracción 2 del artículo 55 del Reglamento de Zonificación y Uso de Suelo, permite ese tipo de excedentes, los cuales se agregaron por la configuración natural del terreno en donde está el edificio.

Además, por estar en el último sótano, no afectan criterios de densidad, altura y remetimientos, como lo señala dicho artículo, el que supuestamente invocaron los funcionarios sampetrinos para clausurar la obra.

LUIS GARCÍA