23 de abril de 2013 / 02:40 a.m.

Gregg Popovich puede estar tranquilo. No hay que inquietarse por Manu Ginóbili

El entrenador de los Spurs de San Antonio estaba preocupado sobre cómo iba a responder el físico del jugador argentino al día siguiente de la victoria del equipo 91-79 ante los Lakers de Los Angeles en el primer partido de la serie de primera ronda de la Conferencia del Oeste.

Ginóbili declaró que no acusa ningún tipo de dolencia.

"Me siento bien", dijo el lunes. "Estoy algo cansado. Lo normal tras no haber jugado durante tanto tiempo, pero tampoco me tocó jugar mucho. Me siento muy bien".

Estas son excelentes noticias para San Antonio con miras al segundo partido la noche del miércoles.

La preocupación de Popovich es razonable. En su 11ra campaña, el argentino ha lidiado con lesiones todo el año y jugaba por segunda ocasión luego de una ausencia de nueve partidos debido a un desgarro muscular en la pierna derecha.

San Antonio sufrió sin Ginóbili. Perdió tres partidos consecutivos y siete de 10 para cerrar la temporada regular. El argentino se perdió todos los encuentros de ese lapso con la excepción del último encuentro de la campaña contra Minnesota, cuando jugó 12 minutos.

Ginóbili jugó 19 minutos el domingo. Coló seis de sus 13 tiros campo y tres de cinco en triples para sumar en total 18 tantos para ayudar a los Spurs en la victoria. Encabezó a los suplentes de San Antonio para superar a los reseras de los Lakers por 40-10.

"Es un jugador muy sagaz", dijo Tim Duncan. "Simplemente tenerlo en la cancha inyecta una energía diferente, le da otra dimensión a todo el equipo".

Ginóbili anotó ocho puntos seguidos en los últimos 90 segundos del tercer período, incluidos un par de triples que incrementaron la ventaja de San Antonio a 70-57.

El despliegue anotador sorprendió a Ginóbili, a quien advirtieron que no esperara mucho de sí mismo ofensivamente en el primer partido de playoffs.

"No me imaginé anotando", dijo el argentino. "Me imaginé jugando, contribuyendo, repartiendo un par de asistencias, robos o algo así, pero no pensé que fuera capaz de anotar demasiado, por tanto me sorprendí".

Su aporte ofensivo fue vital para San Antonio, cuya efectividad en tiros de campo fue de 38% contra Los Angeles. Los Spurs encestaron 32 de sus 85 tiros y siete de los 22 intentos de triple.

En cuanto a los Lakers, el lesionado Kobe Bryant se la pasó comentando en Twitter durante el partido, enfatizando que el equipo debe imponer su autoridad bajos los tableros. Los Angeles anotó 40 puntos en la pintura, pero Bryant tuiteó que había que estar adentro.

Bryant está descartado por el resto de la temporada debido al desgarro del talón de Aquiles.

Ginóbili indicó que llegó a considerar la posibilidad de tuitear durante los partidos de los Spurs cuando estuvo lesioando, pero que declinó hacerlo.

"No es mi estilo", dijo Ginóbili. "Lo contemplé poco antes del final de la temporada, cuando me quedé aquí y el equipo estaba de gira. Era con la idea de darle otro punto de vista a algunos fanáticos, creo que hubiese algo lindo y diferente, pero es algo que depende de lo que uno quiere tuitear y conversar".