29 de mayo de 2013 / 10:50 p.m.

El ariete uruguayo de Liverpool fue suspendido por 10 partidos al final de la temporada de la Premier por morder a un oponente, luego de protagonizar otro incidente en el que fue sancionado por un comentario racista.

"En Liverpool me han tratado muy bien y sólo tengo palabras de agradecimiento para los hinchas, pero no estoy preparado para seguir bancando (aguantando) todo lo que dicen los periodistas ingleses", dijo Suárez en una entrevista con la emisora radial uruguaya Sport 890, según reseñó la prensa de su país natal. "Me he esforzado mucho desde niño para llegar a donde estoy como para seguir aguantando las críticas constantes de la prensa inglesa. Me cansé".

"Y además, sería difícil decirle no a Real Madrid", agregó.

El Madrid no ha presentado una oferta oficial al Liverpool por Suárez, aunque la prensa española ha asegurado que entraría en los planes del presidente del club merengue, Florentino Pérez.

"Liverpool quiere que me quede, pero no sé qué va a pasar ", apuntó Suárez.

Suárez indicó que se disculpó por los incidentes que ha protagonizado, "pero la prensa se ha dedicado a hablar de mí como si me conociera de toda la vida y diciendo cosas que no tienen nada que ver con el fútbol".