26 de junio de 2013 / 04:40 p.m.

Chilpancingo • Desesperado por la dilación de diferentes dependencias del gobierno estatal, el gestor Jorge Ocampo Bustamante escaló 30 metros arriba, sobre las ramas de un eucalipto y amenaza con lanzarse si no le autorizan el financiamiento a varios proyectos productivos.

Ocampo Bustamante llegó a Chilpancingo en el inicio de la semana e instaló una huelga de hambre en la puerta principal de palacio de gobierno, sin embargo su movimiento no tuvo éxito y la respuesta de las autoridades no llegó.

La mañana de este miércoles, el gestor se trasladó a las inmediaciones del Museo Interactivo La Avispa, ubicó un árbol de eucalipto de casi 40 metros de altura, lo escaló y aproximadamente diez metros antes de llegar a la punta se detuvo.

Ahí se amarró con una cadena del tronco principal, colocó una manta con la leyenda de huelga de hambre y dijo que de no autorizarle varios proyectos productivos, algunos gestionados ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren). se lanzaría al piso en un acto suicida.

El amague movilizó a personal de Protección Civil municipal y del gobierno estatal, que escucharon sus demandas y ofrecieron canalizarlas ante las instancias correspondientes.

La respuesta de los servidores públicos tranquilizó al gestor suicida, pero no lo convencieron de bajar, ya que insistió en que lo haría hasta que su planteamiento central se resuelva.

 ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN | CORRESPONSAL