7 de enero de 2013 / 11:29 p.m.

Rosalino Hernández Hernández, de 23 años de edad, falleció horas después de su ingreso al hospital Universitario; el menor de cuatro años de edad sigue grave.

 

Monterrey.- • Aumentó a tres la cifra de muertos por el ataque en la colonia Tampico la noche del pasado domingo, donde una pareja fue acribillada y un menor resultó con lesiones severas, esto después de que uno de los tres lesionados muriera cuando era atendido debido a las lesiones que presentaba.

La víctima es Rosalino Hernández Hernández, quien contaba con 23 años de edad de acuerdo con la fuente allegada a las investigaciones, él murió horas después de su ingreso al hospital Universitario.

En tanto que Javier Hernández Hernández de 19 años de edad, continúa en estado delicado según la fuente consultada, ya que presenta heridas que tardan más de 15 días en sanar y ponen en riesgo su vida.

En cuanto al menor que resultó también lesionado en el ataque y que fue auxiliado por los vecinos del sector, identificado como Marcelo Hernández de cuatro años de edad, se encuentra grave en el Hospital Universitario.

La fuente señaló que el menor presenta heridas por arma de fuego en las piernas, y que en la pierna izquierda tiene fractura expuesta, lo que al parecer lo mantiene en estado delicado ya que al parecer la herida daño arterias importantes.

Las autoridades hasta el momento no cuentan con datos de los sicarios que perpetraron esta triple ejecución que se registró la noche del pasado domingo en las calles de Mártires de Chicago y Francisco Beltrán, en la colonia Tampico, al oriente de Monterrey.

La información que trascendió el día de la ejecución fue que varios sujetos llegaron al lugar disparando armas largas, al parecer cuernos de chivo, lesionando a Rosalino y Javier Hernández Hernández, mientras que Marcelo Hernández, logró correr hacia el centro de la casa para huir, pero los sujetos entraron la vivienda asesinando a él y a su esposa Esmeralda Hilario Castro de 23 años y lesionando al pequeño Marcelo de 4 años de edad.

Dentro de las primeras investigaciones del caso, las autoridades presumen que se trata de un asunto relacionado con el narcomenudeo, esto después de entrevistarse con algunos testigos de los hechos.

Las autoridades cuentan con los datos del vehículo en el que huyeron los sicarios, sin embargo no fueron dados a conocer por ser parte de las investigaciones, los cuales fueron obtenidos por los datos proporcionados por testigos y vecinos del sector, además de que cerca del lugar se ubican dos cámaras de seguridad donde se presume quedó grabado el paso de los sicarios en el automóvil que tripulaban.

Redacción