6 de junio de 2013 / 12:55 a.m.

 Monterrey  • Tras difundirse la recomendación del Consejo de Remuneraciones, el gobernador del estado, Rodrigo Medina, confirmó que los sueldos de funcionarios de primer nivel no se incrementaran en lo que resta del año.

El mandatario sostuvo que adicionalmente se mantendrá la política de reducir sus percepciones y las correspondientes a los secretarios del gabinete, que oscilan en un 15 y 10 por ciento.

“No únicamente no hemos aumentado, sino que nos disminuimos el sueldo los funcionarios de primer nivel, que es lo que no se ha mencionado, con la entrada en marcha de este programa de austeridad acuérdense que el primer punto que anuncié fue la disminución (de sueldos) del gobernador y de los secretarios, o sea, no únicamente no aumentamos, sino disminuimos.

“Es una recomendación que hace el organismo que tomamos con mucho respeto, pero no tenemos considerado aumentar los sueldos”, expresó.

Los aumentos propuestos del 4.2 por ciento serán únicamente para los escalafones más bajos y prometió revisar los casos salariales de médicos y enfermeras, que de acuerdo al estudio, ganan lo mismo que un afanador.

“En el Gobierno del Estado no ha habido por parte de funcionarios de primer nivel y de segundo nivel aumentos que no se han autorizado, quizá los más bajos habría que considerar eso, no tengo el detalle en este momento, pero no hay en los sueldos o salarios de los funcionarios de alto nivel ningún movimiento, al contrario hubo movimiento a la baja”, sostuvo.

Milenio Monterrey dio a conocer esta semana el estudio desarrollado por el Consejo de Remuneraciones, que advertía la necesidad de elevar los sueldos del primer nivel de la burocracia, ante el rezago que presentaban desde hace más de 5 años.

No obstante, el mismo análisis desarrollado por el especialista Miguel Sánchez Hatz aseguraba que la crisis financiera del estado no dejaba margen de maniobra para poder llevar a cabo esta actualización salarial.

El Consejo de Remuneraciones manifestó su escepticismo sobre la aceptación del nuevo tabulador en el Poder Legislativo y Judicial, además de entes como la Comisión Estatal de los Derechos Humanos y la Comisión de Transparencia.

 — LUIS GARCÍA