29 de julio de 2013 / 12:00 a.m.

Los nuevos refuerzos mexicanos del Porto, el defensa Diego Reyes y el volante Héctor Herrera, sueñan con jugar en la siguiente temporada la final de la Liga de Campeones de Europa, torneo de mayor prestigio a nivel de clubes.

La sede de la final de Champions 2013-2014, será en el Estadio Da Luz, sede del Benfica, uno de los acérrimos rivales de los Dragones, ambos mexicanos quieren estar ahí con la escuadra blanquiazul.

Reyes, ex del América admitió que no conocía donde era la sede de la final del torneo continental, sin embargo, quiere estar ahí para darle a Porto su tercera Liga de Campeones de Europa.

"No sabíamos, pero esperamos estar ahí (en la final de Champions)", indicó el zaguero central, mientras que su compatriota Héctor Herrera, ex de Pachuca, apuntó que "se puede llegar hasta ahí, porque el club ya lo ha conseguido en el pasado".

Ambos elementos mexicanos arribaron recientemente al Porto, para vivir su primera aventura en el futbol europeo y demostraron que sus expectativas serán altas, aunque cabe señalar que en la Champions el título es muy difícil de conseguir.

El Porto sin duda tiene más aspiraciones en refrendar el campeonato de la Liga de Portugal y después tratar de conseguir una digna participación en la Liga de Campeones de Europa.

NOTIMEX