30 de septiembre de 2013 / 06:12 p.m.

Monterrey.- Una historia desgarradora es la que le sucedió al menor de 11 años que perdió la vida la mañana de este domingo, luego de que se derrumbara una iglesia en el que se encontraba.

El deseo del menor era trabajar y comprar un automóvil para sus padres, anhelo que no se pudo cumplir debido a la tragedia sucedida ayer en Juárez Nuevo León.

La madre del infante, Francisca Moncada, mencionó en entrevista para Telediario, que ambos habían dormido juntos, y al despertar, la ama de casa le mencionó que no quería que asistiera a misa, pero él hizo caso omiso. 

Por su parte, Oscar Hernández, padre del único hijo de la pareja, indicó que él se enteró por medio de un vecino, minutos más tarde de esta tragedia.

Hace apenas unos días, el menor cumplió 11, motivo por el cual, el matrimonio le ofreció una fiesta o dinero, a lo que él escogió tener dinero para comprarse algo. 

Hasta el momento, sus padres no hay recibido el dictámen de la autopsia que marca la ley, pero mencionaron que las autoridades municipales de Juárez, ya se acercaron a ellos.

Cabe señalar que en este acontecimiento, resultaron 23 heridos y otros daños materiales. 

REDACCIÓN