10 de septiembre de 2013 / 05:16 p.m.

Con objetivos claros, el defensa mexicano Gabriel Rojo de la Vega busca hacerse de un lugar importante en el futbol europeo, por ello no dejó escapar la oportunidad de ir al viejo continente, aunque pudo tener mayor comodidad profesional en caso de quedarse en la Primera División del balompié mexicano.

Con paso en categorías inferiores de América, debutó como profesional con Atlante UTN (2010), entonces de Liga de Ascenso, tras lo cual comenzó su andar en el balompié, siempre seguro de sus capacidades y cualidades para salir adelante.

El zaguero nacido en la Ciudad de México tuvo su ocasión en la Primera División con los Potros de Hierro del Atlante y en San Luis, conjunto con el que incluso actuó en la prestigiosa Copa Libertadores de América.

Sin mucho recorrido en la máxima categoría del balompié azteca y sin hacerse todavía de un nombre, el jugador de 23 años de edad jamás dudó cuando se le presentó la oportunidad de militar en el futbol europeo.

El conductor de televisión, Esteban Arce, le ofreció la opción de fichar con el Denia, de Valencia, de la Tercera División de España, donde jugó durante cuatro meses para después llamar la atención de los visores del Rayo Vallecano, de la Primera División.

Así que para la campaña 2012-2013 firmó con el equipo madrileño, y con el agrado del estratega Paco Jémez luchó por ganarse un lugar en el primer equipo.

Cumplió con varios entrenamientos con el plantel absoluto, aunque fue más utilizado en los encuentros del filial Rayo B, de la Segunda División de España, en el que acumuló más de dos mil minutos, hizo dos goles, acumuló ocho tarjetas amarillas y fue expulsado dos veces.

Gabriel Rojo de la Vega tuvo regularidad a la espera de ser llamado por Jémez, pero al no ver la ocasión abierta de subir al primer equipo del Rayo, decidió emigrar al futbol escocés, a la Liga Premier del país de la gaita, con el Partick Thistle, conjunto británico con el que milita en la actualidad.

En lo que va de la presente campaña 2013-2014, Rojo de la Vega no ha debutado en Liga, pero ya lo hizo en Copa de la Liga, donde ha tenido sus primeros minutos a la espera de ser utilizado con más frecuencia por parte del estratega Alan Archibald.

El defensor llegó a un acuerdo por dos años con el equipo escocés, se fue gratis del club español, pero en caso de regresar a México, por el pacto de caballeros la preferencia la tiene el Atlante.

A falta de defensas centrales en la actualidad para la Selección Mexicana, Gabriel Rojo de la Vega Piccolo levanta la mano para ser considerado, aunque sabe que todavía no es muy popular a comparación de otros de sus compatriotas que andan en Europa.

El defensor ha tenido llamados con el Tricolor en categorías inferiores en selecciones Sub-21 y Sub-20, bajo las órdenes de los técnicos Juan Carlos Chávez y Juan Carlos Ortega, pero sin ser requerido en torneos de gran relevancia.

A su edad y cerca de cumplir los 24 años, el 15 de octubre próximo, Gabriel aspira a tener una convocatoria con el Tri mayor, pero está consciente de que primero deberá mostrarse más en una Liga de Escocia, que no tiene muchos reflectores.

El zaguero central cuenta con pasaporte extracomunitario, gracias a su descendencia italiana por parte de su madre, así que este hecho de igual forma le abre de buena manera los caminos en el viejo continente.

Siempre claro en sus metas, Gabriel Rojo llegó a decir que no hay límites para que un mexicano consiga lo que quiere en Europa, aunque llegó a lamentar que por comodidad muchos otros elementos prefieren quedarse en México, aunque el potencial lo haya.