14 de mayo de 2013 / 01:33 a.m.

Villahermosa Centro • Cientos de familias en varias colonias de la capital de Tabasco resultaron afectadas por anegaciones ocurridas durante la madrugada de lunes, luego que colapsara el sistema de drenaje capitalino, adelantándose el inicio de la temporada de emergencias por lluvias en el estado.

De acuerdo con la Conagua y el Ayuntamiento de Centro, las lluvias de de 107 milímetros en la capital dejaron anegaciones de hasta un metro. Se espera que durante la semana se presenten otras precipitaciones.

El secretario del Ayuntamiento, Juan Antonio Ferrer, manifestó que Villahermosa no cuenta con un drenaje pluvial, lo que provoca que los cárcamos fallen cuando se registran fuertes precipitaciones, afectando a este lunes a cientos de viviendas.

También, manifestó en entrevista, hay colonias que quedaron cercadas por las obras de protección contra inundaciones provacadas por los ríos, por lo que cada que llueve es necesario utilizar bombas de emergencia para sacar el agua, aunque los habitantes resultan afectados.

El funcionario municipal dijo que el Ayuntamiento analiza cómo apoyar a las familias que perdieron parte de sus pertenencias por esta tromba, la cual no estaba pronosticada, al tiempo que se hacen gestiones ante la Federación para obtener 3 mil 500 millones de pesos que permitan iniciar los trabajos para la construcción de un drenaje pluvial en Villahermosa y la reparación de la infraestructura existente.

Ferrer dijo que las lluvias estaban previstas para el 13 de junio, pero se adelantaron un mes.

“"Los cárcamos debieron prenderse alrededor de las 01:30 horas, cuando se empezó a ver un nivel de agua no usual, por eso revisaremos si hubo algún caso en que dieron las 3:00 de la madrugada y no estaban encendidas, o si les faltó energía eléctrica y no tenían planta de emergencia"”, manifestó.

Comentó que la infraestructura contra anegaciones en Villahermosa tiene hasta 60 años de funcionamiento.

La Conagua pronosticó que las lluvias continúen en Tabasco con menor intensidad.

ANTONIO VILLEGAS