28 de abril de 2013 / 05:16 p.m.

Un solitario gol de Manuel Agudo "Nolito" bastó este domingo al Granada para infligir a Javier Aguirre su primera derrota de local, 1-0, justo cuando el técnico mexicano superó una vuelta entera al timón del Espanyol en la liga española.

Aguirre relevó al argentino Mauricio Pochetino en noviembre de 2012, con el equipo colista, y debutó precisamente en Granada, donde sacó un empate sin goles, inició de un camino que cosechó 30 puntos en las 19 fechas siguientes.

Pero un gol de "Nolito" a los 37 minutos por la 33ra fecha dio al Granada su primer triunfo desde el pasado 9 de febrero y su 17mo punto de visitante para acumular 53 y escapar a la zona del descenso, ahora a dos puntos de distancia.

El Espanyol, provisionalmente décimo con 43 unidades, vio sensiblemente disminuidas sus opciones de pelear por una plaza europea cuando le restan cinco partidos para el final del torneo.

"La Lástima es que, por primer vez desde que estoy aquí, la afición se fue con una decepción a casa. El partido fue parecido a los últimos que hemos jugado. La diferencia fue el gol. No supimos abrir el entramado. Fue un alto en el camino, pero nos quedan cinco partidos, entre ellos Barcelona Real Madrid en casa", recordó Aguirre.

El sábado, el Madrid venció 2-1 al Atlético de Madrid para recortar a 11 puntos su desventaja sobre el líder Barsa, que vio retrasada la celebración del campeonato al menos una fecha más tras empatar 2-2 en cancha del Athletic de Bilbao pese a una gran actuación del argentino Lionel Messi, ingresado de suplente.

La parrilla dominical se completa con los cotejos Málaga-Getafe, Valladolid-Sevilla y Real Sociedad-Valencia.

El Espanyol dominó la posesión, pero sin crear apenas peligro en la primera mitad, y al Granada le bastó un tiro libre para cobrar ventaja, cuando Nolito ejecutó magistralmente desde la frontal del área y el balón cayó en el arco de Kiko Casilla tras tocar en el travesaño.

El gol inspiró una mínima reacción en el equipo de Aguirre, que rozó el empate en un cabezazo del mexicano Héctor Moreno repelido por Roberto Fernández en ágil estirada, e incrementó su asedio tras el descanso con un zapatazo lejano de Raúl Baena y llegadas constantes.

Ante la falta de mordiente del Granada, el uruguayo Christian Stuani la tuvo pero descartó el disparo, y cuando sí eligió rematar encontró el cuerpo de Fernández, quien aseguró los tres puntos para el cuadro rojiblanco.

"Hemos sido prácticos, solidarios y generosos. Nolito ha metido un golazo. Hemos superado al Espanyol en el marcador y en necesidad", resumió el preparador visitante, Lucas Alcaraz.

Ap