4 de agosto de 2013 / 06:30 p.m.

Al conjunto italiano, con Pepe Reina en el banquillo, tras su debut del sábado ante el Arsenal (2-2), no le sirvió de nada ponerse este domingo por delante en el marcador, con un penalti transformado por Goran Pandev, porque el Oporto golpeó hasta tres veces sobre la portería napolitana en el segundo tiempo.

A los cinco minutos de la reanudación, el colombiano Quintero, el prometedor y talentoso centrocampista que maravilló en el pasado Mundial sub-20, dio el empate al franco-argelino Ghilas y, en el 68, un gol en propia puerta de Federico Fernández, que jugó el pasado curso en el Getafe, estableció el 1-2 para el conjunto portugués.

Entre medias había tenido ocasiones el Nápoles, una en las botas de Higuaín, parada por el brasileño Helton, y otra en las del colombiano Zúñiga, también despejada por el guardameta. Ya en el minuto 78, el portugués Licá sentenció con el 1-3 para el Oporto.

EFE