15 de abril de 2013 / 02:10 a.m.

Debido a que el avión en el que viajaron no estaba en condiciones de volar, el plantel de Tigres y sus acompañantes en el Tigres Charter tuvieron que cambiar de aeronave, lo que ocasionó que se tuviera un retraso de dos horas y media en su vuelo de regreso a Monterrey.

Los que más sufrieron con el retraso del equipo fueron los familiares de los aficionados que viajaron junto a los jugadores en el Tigre charter quienes en algunos casos tuvieron que esperar hasta tres horas y media en el aeropuerto.

"Yo hable con mi hija como a las cuatro y media y me dijo que ya estaban listos para abordar pero que algo le había pasado al avión y que no podían usarlo por lo que los iban a cambiar a otro y hasta las seis me volvió a llamar para decirme que ahora si ya estaba abordando", dijo el señor Arturo, padre de familia que llegó desde antes de las cuatro para recibir a su hija que viajó con el equipo.

Originalmente el vuelo de regreso estaba programado a las 17:05 pero a partir de las cinco de la tarde comenzó la rotación de horarios.

Primero pasó a las 18:30 horas, minutos después el tiempo estimado marcó las 19:30 horas, la esperanza para los familiares de cortar la larga espero llegó cuando se anunció el arribo para las 19:05, pero finalmente se volvio a mover para las 19:30.

José Luis Garza