16 de enero de 2013 / 03:17 a.m.

 El portero y capitán de Real Madrid, Iker Casillas, advirtió este martes que el equipo sufrirá en el estadio Mestalla, donde disputarán la vuelta de los cuartos de final de Copa del Rey.

Pese a ganarle esta tarde 2-0 a Valencia en el Santiago Bernabéu, donde se realizó el partido de ida, Casillas no se fía de la ventaja. "Estoy convencido de que la vuelta será complicada", señaló.

"Sufriremos, pero el resultado es óptimo y vamos con la alegría y la ilusión de pasar la eliminatoria", agregó el portero al término del partido.

Para Casillas, el triunfo en Madrid les dará confianza para afrontar el choque en Mestalla, más cuando en la Liga de España no han conseguido los resultados que quisieran. "La victoria nos da moral y nos permite quitarnos las espinas de la Liga", reveló.

"Jugábamos en casa y lo importante era no encajar goles", indicó el "cancerbero", quien confesó que llegar a la final copera no será fácil, ya que en la antesala se enfrentarán con FC Barcelona o Málaga, equipos que "están muy bien".

"Tenemos un camino complicado en la Copa y lo sabemos. Nos queda la vuelta y luego un hipotético enfrentamiento con Barça y Málaga, que están muy bien", sentenció.

 Notimex