13 de enero de 2013 / 01:41 a.m.

Luego de que un hombre se hiciera pasar como pasajero y despojara de sus pertenencias a los demás abordo, éstos se negaron a denunciar el hecho ante las autoridades.

 

Oaxaca.- En la región de la costa de Oaxaca, un sujeto asaltó a mano armada a los pasajeros de un autobús de la empresa Cristóbal Colón.

El implicado se había subido como pasajero a la unidad en la comunidad de Cacahuatepec y kilómetros después cometió el atraco y escapó del lugar.

De acuerdo con la comandancia Regional de la Policía Estatal Preventiva, el asalto se perpetró poco después de las 23:30 horas del pasado viernes, cerca de la comunidad indígena de Mesones Hidalgo.

El chofer de la unidad Antonio Vega García y su ayudante, Adrian Jaime Juárez, informaron a las fuerzas de seguridad sobre el incidente, pero no ratificaron su denuncia correspondiente ante el Agente del Ministerio Público de la Procuraduría de Justicia Estatal (PGJ).

Informaron que la unidad partió del municipio de Pinotepa Nacional y al pasar por Cacahuatepec, se subió un hombre, que kilómetros adelante se levantó de su asiento y con una pistola en la mano amagó a los pasajeros, despojándolos de sus pertenencias, y al llegar a la localidad de "La Muralla" descendió del autobús y se dio a la fuga.

El Comisionado de la Policía Estatal, César Alfaro Arías reportó que durante el atraco, no hubo lesionados, y reiteró que tanto el chofer del autobús como los pasajeros se negaron a denunciar los hechos.

En tanto la Cámara del Transporte en Oaxaca denunció que en los últimos meses han aumentado los asaltos carreteros; sostienen que hay gavillas de hombres armados que desvalijan a los turistas y a los vehículos que cruzan por las diversas carreteras locales.

El dirigente del organismo Miguel Ángel Medina reportó que la inseguridad ha generado que disminuyan en más de 35 por ciento las corridas en el horario nocturno y vespertino

Definió que los tramos carreteros más peligrosos son los que se ubican en la zona costera, particularmente los caminos que conduce al municipio de San Pedro Pochutla y Candelaria Loica, así como el que traslada peregrinos al santuario de la Virgen de Juquilla y a la comunidad de Sola de Vega.

También se reportan asaltos en los tramos Putla de Guerrero-Pinotepa Nacional, Palomares-Matías Romero y la zona de Juchitán, además de la carreta Loma Bonita–Tuxtepec, donde en diversos tramos se percibe la presencia de grupos de personas armadas que montan retenes ilegales.

Reconoció que son zonas inhóspitas, donde no hay alumbrado, ni patrullajes, mucho menos vigilancia comunitaria.

Argumentó que entre julio y diciembre del año pasado fueron denunciados tres asaltos ocurridos en autobuses de las empresas Cristóbal Colón y Sur, y cuyas investigaciones no se han tenido avances significativos.

Medina argumentó que los asaltos en ocasiones son sólo para quitarle la cuenta al operador de la unidad de transporte, que en ocasiones no carga más de 3 mil 500 pesos. También se hace bajar al pasaje para despojarles de sus pertenencias, ropa, dinero, alhajas o teléfonos celulares.

ÓSCAR RODRÍGUEZ