25 de marzo de 2013 / 04:22 a.m.

Los Sultanes de Monterrey no pudieron tener mejor inauguración de la temporada 2013 que reuniendo a poco más de 26 mil aficionados en el estadio de Beisbol Monterrey y llevándose su primera victoria en casa por seis carreras contra dos ante los Broncos de Reynosa de la mano del novel manager regiomontano Miguel Flores.

Cuando parecía que los visitantes impondrían condiciones tras el cuadrangular de Domingo Castro en la primera entrada, las cosas cambiaron para los regiomontanos en el quinto inning.

Las aspiraciones de los Broncos de Reynosa se elevaron en el tercer episodio con el home run en solitario del cubano Amaury Casaña para el 2-0. La situación cambiaría completamente para los anfitriones, que con la base por bolas concedida al bateador designado Maxwell León la historia estaría encaminada hacia el triunfo.

En la quinta entrada anotaron León, vendría Sergio Pérez con imparable al prado derecho y fly productor de Leo Germán para luego pegar Daniel Hinojosa sencillo productor al jardín derecho y el elevado de Heber Gómez irse arriba Sultanes de Monterrey 3-2.

El inning no terminaría ahí, ya que el tercera base Agustín Murillo pegó sencillo al central y Ricky Alvarez produciría con el imparable al izquierdo. Sultanes ganaba 4-2 cuando el cátcher Luis Juárez fue dominado sacado cuando intentaba llegar a segunda base.

Después de que el abridor Walter Silva se fue del encuentro sin decisión, el relevo sultán mantuvo en control a los visitantes al grado de no permitir en la quinta, sexta y séptima entrada.

Monterrey volvería a su producción en la sesta con la base con bolas concedida a Edgar Quintero, misma que sería llevada al plato con robo, wild pitch. La sexta entrada por parte de la novena regiomontana vendría en el sexto rollo con Agustín Murillo.

Los Sultanes de Monterrey estarán de gira esta semana al visitar a los Pericos de Puebla y Diablos Rojos de México para regresar el 2 de abril cuando reciban a Veracruz y posteriormente a Oaxaca.

INICIA MOVIMIENTO SULTÁN

El movimiento sultán inició ayer en el Estadio de Beisbol Monterrey con la inauguración de los Sultanes de Monterrey que tuvieron el toque especial de conmemorar al Ejército Mexicano por el su centenario de prestar servicio al país.

La ceremonia de apertura lució al máximo y se vivió en un emotivo acto protocolario ante poco más de 25 mil aficionados reunidos en el palacio sultán que vivieron por más de dos horas el festejo de apertura ante el bello verde de los uniformes y la solemne participación del Ejército Mexicano en sus diferentes batallones.

La novena regiomontana tuvo como madrina a Cinthia Duque, Señorita Nuevo León y Señorita México 2012, que estuvo gustosa y aprovechando su momento en su propia tierra.

El General de División Diplomado de Estado, Noé Sandoval Alcázar, fue el encargado de lanzar la primera bola del partido que Sultanes tendría más tarde ante los Broncos de Reynosa.

Martha Cedillo