LUIS GARCÍA
2 de abril de 2013 / 12:08 a.m.

 Monterrey.- • La propuesta de blindar el paso de exfuncionarios de Desarrollo Urbano a los casinos sigue ganando adeptos, al sumársele el gobernador del Estado, Rodrigo Medina de la Cruz, a la cargada contra estos casos.

El mandatario estatal reconoció la necesidad de que los diputados locales tipifiquen esta situación a fin de evitar situaciones de conflicto de intereses, en clara concordancia con las propuestas vertidas por Ccinlac y la exdiputada Tatiana Clouthier Carrillo.

"Es importante regularlo, hay que tomar en cuenta las consideraciones de carácter constitucional y legal que existen en este momento; pero yo creo que vale la pena discutirlo y, si hay alguna forma de hacerlo legalmente, pues que los diputados lo propongan", expresó.

Milenio Monterrey consignó desde la semana pasada el caso de Mario Moreno Moreno, que fungía como coordinador jurídico de la Secretaría de Desarrollo Urbano en la pasada administración, y, solo cinco meses después, reapareció como asesor de un grupo de casinos.

Cuestionado sobre el tema, Medina arremetió contra el exfuncionario, al tildar su actuación como una falta de ética profesional y levantar la duda sobre la actuación que tuvo durante su paso por la administración municipal.

"Es un tema de conflicto de intereses y de ética profesional, si estás tú en un lado trabajando del lado del Gobierno para poder regular y, en su caso, impedir que haya irregularidades en la apertura de este tipo de establecimientos y, por otro lado, te vas a asesorarlos, creo que ahí hay una falta de ética muy importante y un conflicto de intereses.

"Porque nos da a pensar que desde su función en el Gobierno pudo haber tenido una relación con los casinos o con cualquier tipo de establecimiento que pudiera estar irregular para poder ayudarlos o apoyarlos a que desarrollen su actividad", comentó.

El visto bueno del mandatario estatal para legislar sobre el tema refuerza la intención de las bancadas del PAN y del PRI en el Congreso local de generar un blindaje específico.

Medina aceptó que en su administración podrían generarse casos similares, por lo que urgió a que los grupos parlamentarios analicen el tema y, por otra parte, las cabezas del Gobierno estatal revisen la actuación de los servidores públicos.

"Nosotros aplicamos la ley y lo que la ley disponga, por eso es muy importante que esto tenga una fuerte discusión dentro del Congreso, pero, por otro lado, quienes tenemos la responsabilidad de dirigir equipos de trabajo estar vigilantes constantemente de que esta situación no vaya a suceder", concluyó.