22 de enero de 2013 / 01:18 a.m.

Las Margaritas • El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, se sumó a la Cruzada Nacional contra el Hambre que se puso en marcha el presidente Enrique Peña Nieto en el municipio de Las Margaritas, Chiapas, y que tiene como objetivo general combatir el hambre.

“Quintana Roo es y será uno de sus principales aliados para combatir el hambre. Es tiempo de cambiar el rostro de México y trabajar unidos todos los mexicanos por un país sin hambre y rezago social, tal como estamos haciendo en Quintana Roo”, dijo el gobernador.

Luego de atestiguar la firma del decreto de la Cruzada Nacional contra el Hambre, realizada por el presidente Peña Nieto en la Unidad Deportiva de esta localidad, Borge Angulo se unió al llamado del jefe del Ejecutivo Federal y dijo que el éxito del programa dependerá de la suma de voluntades donde todos los sectores.

“Este es un programa congruente con la política social implementada por el jefe del Ejecutivo Federal, quien ha dado prioridad al combate a la pobreza, que afecta a 52 millones de mexicanos. El aumento en el número de mexicanos en pobreza extrema es un problema que no se puede ocultar, como se hizo en el pasado reciente”, agregó.

Además explicó que se pusieron en marcha los esquemas de nutrición que beneficiarán a niños, mujeres y adultos mayores, a quienes adicionalmente se brindará atención médica y se llevarán programas productivos y de empleo.

Roberto Borge señaló que desde el comienzo de su administración en Quintana Roo se pusieron en marcha programas sociales como lo establece el eje Solidario del Plan Quintana Roo 2011-2016.

Apuntó que todos los mexicanos deben guiarse por los cuatro puntos de estrategia marcados por el jefe del Ejecutivo Federal: trabajar en la orientación y focalización del problema, ser corresponsables y seguir una estrategia social para involucrar a todos los mexicanos en una energía social para erradicar el hambre.

REDACCIÓN