17 de marzo de 2013 / 08:25 p.m.

El obispo de Tlaxcala ofició una misa de cuerpo presente para 13 de las víctimas, hizo un llamado para ejercer la feligresía de corazón y alma sin necesidad de uso de pólvora.

 Tlaxcala • Ante el alcance de la explosión del pasado viernes en Jesús Tepactepec, en el municipio de Nativitas, que dejó 17 muertos y 150 heridos, el obispo de la diócesis de Tlaxcala, Francisco Moreno Barrón, llamó a la consciencia del pueblo para que haga uso responsable de la pólvora y uso de explosivos.

Esto durante la celebración eucarística de 13 de los 17 muertos fallecidos, expuso en su sermón que las ofrendas que la feligresía realice a los santos sean detalles del corazón del alma y de su fe sin la necesidad de ofertar cosas materiales que pongan en riesgo la celebraciones patronales.

En la unidad deportiva de Nativitas se dieron cita cerca de tres mil personas entre familiares de las víctimas, amigos, vecinos, autoridades estatales, entre ellos el gobernador Mariano González Zarur.

Los 13 ataúdes están colocados en medio de la unidad deportiva, y rodeados de sus seres queridos, quienes muestran su tristeza por la pérdida de sus seres queridos.

“Es necesario acatar la legislación en esta materia tan delicada. Que los usos y costumbres sean bienvenidos, siempre y cuando no contravengan la ley vigente y no atenten contra los derechos y la seguridad de los ciudadanos. Es importante mantener el cada caso los permisos de las autoridades correspondientes y acatar sus indicaciones que sean personas capacitadas y autorizadas las que ejercen ente delicado oficio y no se deje a la improvisación, así como resguardar la pólvora y quemarla en un lugar seguro, lejos de los espacios de convivencia”, señaló el obispo.

En las plegarias, el obispo pidió por cada una de las víctimas y mencionó sus nombres y apellidos de las familias, así como la pronta recuperación de 40 personas reportadas como graves y las 4 en situación crítica.

LUCÍA PÉREZ